31.5.11

Quién es mi musa?

No lo sé, me lo he estado preguntando hoy mientras dormía. He decidido dar un repaso a mi curriculum amoroso actual que se resume de la siguiente manera, con historias más largas y otras más cortas pero todas importantes, para saber quien es en realidad mi musa.
Veamos:

Primero conocí a ella, la desconocida, nos dejábamos notas a escondidas, sin ni siquiera saber que sus notas iban hacia mí, y las mías hacia ella. Cada uno pedía al otro lo que necesitaba , anónimamente por miedo al rechazo del otro, los dos nos queríamos y podíamos darnos mutuamente lo que necesitamos. Le mandé flores, nunca le llegaron. Ella nunca llegó a conocer mi cara , yo la suya si, desde el primer día, pero esto no era justo, asi que la historia con la desconocida , duró poco.

En segundo lugar conocí a una chica triste; pasaba los días grises, ni se levantaba de cama, tenía muchas comeduras de cabeza, yo era el único con la capacidad de hacerla reír en todo el día. Iba siempre despeinada,  se creía que era una lanzadora de cuchillos pero ella era Adele esperando a ser salvada. La salvé.  Una madrugada la chica triste huyó por patas y no volví a saber nada de ella.

Para hacerme olvidar del todo a la chica triste, incluso llegando a olvidar que había existido, llegó ella, la curiosa. Desde el primer momento que nos conocimos, me acribillaba a preguntas y era listísima, podía ver perfectamente a través de mí, adivino rápido que la había estado espiando y que sabía todo de ella. Pronto averiguó de donde era, donde vivía , mis años, donde quería vivir y que la quería. Verdaderos interrogatorios de la chica curiosa a los que yo ni ponía la mínima resistencia y que daban sus frutos. Ahora sabe todo sobre mí.

Poco después conocí a una friki,  no se despegaba de su Blackberry nunca, tenía Twitter, ponía cosas bonitas sobre mí. Estabamos todo el día mandándonos mensajitos. Ella era como una ratita presumida de experimento, cada vez que la luz se ponía roja, ella sonreía porque sabía que era un mensaje mío.  Adorable.

En clase, la conocí a ella, la estudiante, la primera clase en la que coincidimos fue en una de Historia de la Educación , ella no aguantaba más y la entretuve toda la clase, casi la echan el primer día que coincidimos por reírse. Desde entonces siempre que va a clase voy solamente a entretenerla. Me hacía sentir especial cuando conseguía que se riera o que se pusiera roja y cruzara las piernas al decirle las cosas que íbamos a hacer más tarde.

Conocí a la soñadora mientras cosía un vestido para salir el Viernes siguiente, ella puede que fuera la que más me gustó desde el primer día, lo confieso, simplemente el hecho de que en nuestras primeras conversaciones planeáramos un viaje en interraíl a Viena solo para emular a Celine y Jesse, un crucero que acababa en Japón o vivir finalmente en Londres. Llenamos una madrugada con lluvia de piano, soñamos los dos juntos (No sé quien contagió a quien) y despertamos queriéndonos al día siguiente. Un día le propuse venir a Coruña unos días, me dijo que era una locura mientras reservaba los billetes.

La macarra irrumpió en mi vida, no sabía cómo despegar mis ojos de ella, me daba algo que ninguna otra podía. Rompía jarrones y pegaba gritos. Cada vez que rompía un jarrón, rompía ella en mil pedazos, mucha mierda que soportar, una superviviente, odiaba esa palabra, por cierto. Macarra por estar a la defensiva, acabó creyendo las mentiras de los hijos de puta que tenía alrededor, acabo por creer lo de que ella era la mala. Mentira, ella era la mejor.

Luego conocí a la vergonzosa, era de otro tipo diferente , después de haber conocido a la soñadora y a la macarra, se me hizo raro conocer a ésta, pero tenía un encanto en esa mirada que no veía porque le daba demasiada vergüenza mirarme a los ojos. Casi se desmaya una vez y tuve que abrazarla. Con ella me he dado el beso más torpe de mi vida, posiblemente el más bonito. Sí, el más bonito sin duda. Ella era preciosa. Poco duró mi relación con la vergonzosa.

El gran contraste llegó, con ella, la actriz porno, pocas palabras hubo , llegó justo después de la vergonzosa a mi vida , a los 5 minutos ya estaba con mis dedos en su coño mientras le comía las tetas. Me enamoré de ella cuando me dijo “ya has trabajado bastante” y me la empezó a chupar hasta que pedí clemencia. Me vi cara a cara con ella unas cuantas veces. En todos los rincones que pudimos y de todas las maneras que se nos pasaron por la cabeza. Todavía sigo viéndola a menudo. No tanto como quisiéramos los dos.

Conviví con otra chica un tiempo, increíble, cocinaba mejor que nadie, andaba desnuda por casa, me robaba las camisetas, despertaba abrazada a mi, hacíamos palomitas a las 5 de la mañana y se ilusionaba cada vez que un maiz saltaba. Dejamos el piso hecho mierda, lleno de basura , condones por todos lados y platos sucios. No queríamos dormir nunca y deseábamos despertarnos pronto.  Le enseñé Coruña, nunca la había visto tan bonita como con ella de la mano.

La bohemia… que decir de la bohemia?
Leía dos libros a la vez, me recomendaba una película cada vez que hablábamos. Tenía un diario anual, 2 blogs secretos. Solo escribía cuando estaba mal, poco escribió desde que me conoció. Me alegro de eso, ella me enseñó a escribir y me leía todos los días porque sabía que yo era muy vago para coger un libro y leerlo. Es más, pasó de leerlos a representarlos en la vida real conmigo como protagonista. Sigue corrigiéndome los textos antes de publicarlos. A veces cometo errores solo para que me corrija. Le encanta corregirme, me encanta. 

Un Sábado por la noche conocí a la fiestera. Con ella me pillé el primer ciego de mi vida. Sidra y Jäger, mala perfecta combinación, nos juramos amor eterno, sabiendo que estábamos borrachos y que decíamos la verdad. Ella era un desastre, tropezaba con todo, se caía mil veces. Nos besábamos por las esquinas , la gente no importaba, posiblemente la mejor noche de mi vida. Me abandonó en la puerta de la habitación de un hotel.

Me encontré dentro de la habitacion con una tierna , me cuidó mientras vomitaba, me mojaba la nuca mientras me cargaba en hombros hasta la cama. Me miraba quedarme dormido mientras me cantaba canciones de Ismael Serrano. Quedó toda la noche despierta por si yo necesitaba algo en cualquier momento. Despertamos y nos sentamos debajo de un banco mientras a reírnos de la gente que tiene miedo a mojarse. Me despertaba siempre con un Buenos días en varios idiomas mezclados. Única.

Luego tuve una relación a distancia , no os lo voy a negar, era dificilísimo , teníamos bajones y subidones pero sabíamos que valía la pena todo. Los dos estábamos mal por la morriña pero yo lo intentaba ocultar para que ella no se pusiera peor. Acabé por darme cuenta de que podía mostrarme mal porque ella podía ponerme bien si se lo mostraba. De cada problema salíamos 21 veces mejor que antes. Todo fue bien.

Ahora estoy con la enamorada, aunque por supuesto nunca me va a reconocer que está enamorada (ni siquiera con la carita de embobada que tiene ahora mismo) mejor, así puedo seguir enamorándola cada día como si el anterior no hubiera existido.

Preguntaba al principio que quién es mi musa.
Lo desvelo, mi musa es ella y esas han sido muy resumidas las etapas por las que la he ido conociendo. 213 personas en una, esas 213 personas que yo necesitaba cuando le escribía notas a la desconocida.

"Todo por ella, todo por ellas"

9 comentarios:

  1. Si no lo cuento hoy, tira ahí mis cenizas.

    ResponderEliminar
  2. Bf...
    no pude despegarme de la lectura, cada vez que te leo deseo ser esa musa para alguien.
    Que bonitos sois.

    ResponderEliminar
  3. ¡Prrra! Te debía una por leerte el tocho que puse yo. Ahora sólo queda callar la boca y aplaudir. Yo aún sigo buscando fiesteras que me abandonen en la puerta. Keep it!

    ResponderEliminar
  4. No deberían decirnos que añorar es malo, comprendo esa trayectoria tuyas que relatas, yo la he vivido, y la estoy viviendo, aunque ahora estçe medio muerta.
    Pero todos ellos son mi camino, y quizás ellas.
    Son mi camino e importan.
    Genial !

    ResponderEliminar
  5. buena salida!
    seguro que no era para quedar bien, verdad?

    ResponderEliminar
  6. Muy grande esta, seguro qe después de soltarla tienes algún problema menos, tacha uno de la lista como Earl bribón, ya no son 91.

    Me ha encantado, genial la idea, el desarrollo y la estructura, como se debe de escribir.

    Ansioso por verte y oirte en verso.

    Keep it negro, keep it más qe nunca.

    One. Jimmy.

    ResponderEliminar
  7. Me retratas en cada párrafo de forma tan exacta que parece hasta milimétrica. Amo tu blog.

    ResponderEliminar
  8. Se me cae la baba...

    ResponderEliminar
  9. ALUCINANTE...
    No sé quien eres pero te has ganado mi respeto y mi admiración.
    Afortunado tú por tener a tu musa, y ella por tener a alguien que sienta eso por ella.
    (Con tu permiso, lo voy a compartir en facebook)

    ResponderEliminar