29.7.11

Sinestesia.

Comer su coño sabe a marrón, el de sus ojos y el del riesgo de tener que olvidar recuerdos de un futuro ya imaginado. Ella busca un home: Hogar en inglés y hombre en gallego, pero ella no es gallega así que eso todavía no lo sabe. 500 días de verano saben a poco, tengo ya preparado el cloroformo y el saco, tú quema las cortinas con la plancha para que podamos ver el sol y si se nubla, la lluvia desinfectará la herida y se formará un Oasis en el que los hermanos Gallagher se pelearán por ver quién nos canta Wonderwall. Se me cayó el papel y el bolígrafo en la montaña rusa, en el loop de algún rizo moreno o en las curvas de tu inicial. Musa sin necesidad de decir nada. Escritora sin palabras. Sonrisa permanente, para 10 días por lo menos, después si quieres te la renuevo mientras preparamos palomitas y fingimos que vamos a ver más de 5 minutos de película.


3 comentarios:

  1. Increíble tío. Me dejas sin palabras...

    ResponderEliminar
  2. Me gustan tus letras, pero odio esa película, lo único que me gusta es la ciudad que le pinta a ella en el brazo.

    ResponderEliminar
  3. La peli no me disgustó, me encantaron los dibujos. Y las palabras, las tuyas, me dejaron sin aliento. Besos.

    ResponderEliminar