9.11.11

Querida no-ella.

Te juro que es la primera vez que me pasa, el tiempo, adelantándome por la derecha, dejando a cada uno sin lugar, en singular y al único que puso en su lugar fue a las agujas. Te prometí que no te dejaría de querer y no era mentira, no he dejado de querer ni un minuto a la que le hice la promesa, pero a ti ni te conozco ni te quiero conocer.
Adicta a la tristeza, alérgica al anagrama de alergia, wannabe de lady drama, aunque lo intentes, no eres ella y en cada intento haces el ridículo y emborronas los recuerdos que pintaste. Si no quieres pintar más, perfecto, pero como comprenderás, no voy a permitir que jodas los cuadros tan bonitos que todavía guardo bajo llave en la memoria.



2 comentarios:

  1. Alérgica al anagrama de Roma.

    ResponderEliminar
  2. Me siento tan identificada con todo esto... No dejes de escribir nunca. Cada vez que tardas un poquito en escribir una nueva entrada me asusto, por si no vuelves.

    ResponderEliminar