31.5.11

Quién es mi musa?

No lo sé, me lo he estado preguntando hoy mientras dormía. He decidido dar un repaso a mi curriculum amoroso actual que se resume de la siguiente manera, con historias más largas y otras más cortas pero todas importantes, para saber quien es en realidad mi musa.
Veamos:

Primero conocí a ella, la desconocida, nos dejábamos notas a escondidas, sin ni siquiera saber que sus notas iban hacia mí, y las mías hacia ella. Cada uno pedía al otro lo que necesitaba , anónimamente por miedo al rechazo del otro, los dos nos queríamos y podíamos darnos mutuamente lo que necesitamos. Le mandé flores, nunca le llegaron. Ella nunca llegó a conocer mi cara , yo la suya si, desde el primer día, pero esto no era justo, asi que la historia con la desconocida , duró poco.

En segundo lugar conocí a una chica triste; pasaba los días grises, ni se levantaba de cama, tenía muchas comeduras de cabeza, yo era el único con la capacidad de hacerla reír en todo el día. Iba siempre despeinada,  se creía que era una lanzadora de cuchillos pero ella era Adele esperando a ser salvada. La salvé.  Una madrugada la chica triste huyó por patas y no volví a saber nada de ella.

Para hacerme olvidar del todo a la chica triste, incluso llegando a olvidar que había existido, llegó ella, la curiosa. Desde el primer momento que nos conocimos, me acribillaba a preguntas y era listísima, podía ver perfectamente a través de mí, adivino rápido que la había estado espiando y que sabía todo de ella. Pronto averiguó de donde era, donde vivía , mis años, donde quería vivir y que la quería. Verdaderos interrogatorios de la chica curiosa a los que yo ni ponía la mínima resistencia y que daban sus frutos. Ahora sabe todo sobre mí.

Poco después conocí a una friki,  no se despegaba de su Blackberry nunca, tenía Twitter, ponía cosas bonitas sobre mí. Estabamos todo el día mandándonos mensajitos. Ella era como una ratita presumida de experimento, cada vez que la luz se ponía roja, ella sonreía porque sabía que era un mensaje mío.  Adorable.

En clase, la conocí a ella, la estudiante, la primera clase en la que coincidimos fue en una de Historia de la Educación , ella no aguantaba más y la entretuve toda la clase, casi la echan el primer día que coincidimos por reírse. Desde entonces siempre que va a clase voy solamente a entretenerla. Me hacía sentir especial cuando conseguía que se riera o que se pusiera roja y cruzara las piernas al decirle las cosas que íbamos a hacer más tarde.

Conocí a la soñadora mientras cosía un vestido para salir el Viernes siguiente, ella puede que fuera la que más me gustó desde el primer día, lo confieso, simplemente el hecho de que en nuestras primeras conversaciones planeáramos un viaje en interraíl a Viena solo para emular a Celine y Jesse, un crucero que acababa en Japón o vivir finalmente en Londres. Llenamos una madrugada con lluvia de piano, soñamos los dos juntos (No sé quien contagió a quien) y despertamos queriéndonos al día siguiente. Un día le propuse venir a Coruña unos días, me dijo que era una locura mientras reservaba los billetes.

La macarra irrumpió en mi vida, no sabía cómo despegar mis ojos de ella, me daba algo que ninguna otra podía. Rompía jarrones y pegaba gritos. Cada vez que rompía un jarrón, rompía ella en mil pedazos, mucha mierda que soportar, una superviviente, odiaba esa palabra, por cierto. Macarra por estar a la defensiva, acabó creyendo las mentiras de los hijos de puta que tenía alrededor, acabo por creer lo de que ella era la mala. Mentira, ella era la mejor.

Luego conocí a la vergonzosa, era de otro tipo diferente , después de haber conocido a la soñadora y a la macarra, se me hizo raro conocer a ésta, pero tenía un encanto en esa mirada que no veía porque le daba demasiada vergüenza mirarme a los ojos. Casi se desmaya una vez y tuve que abrazarla. Con ella me he dado el beso más torpe de mi vida, posiblemente el más bonito. Sí, el más bonito sin duda. Ella era preciosa. Poco duró mi relación con la vergonzosa.

El gran contraste llegó, con ella, la actriz porno, pocas palabras hubo , llegó justo después de la vergonzosa a mi vida , a los 5 minutos ya estaba con mis dedos en su coño mientras le comía las tetas. Me enamoré de ella cuando me dijo “ya has trabajado bastante” y me la empezó a chupar hasta que pedí clemencia. Me vi cara a cara con ella unas cuantas veces. En todos los rincones que pudimos y de todas las maneras que se nos pasaron por la cabeza. Todavía sigo viéndola a menudo. No tanto como quisiéramos los dos.

Conviví con otra chica un tiempo, increíble, cocinaba mejor que nadie, andaba desnuda por casa, me robaba las camisetas, despertaba abrazada a mi, hacíamos palomitas a las 5 de la mañana y se ilusionaba cada vez que un maiz saltaba. Dejamos el piso hecho mierda, lleno de basura , condones por todos lados y platos sucios. No queríamos dormir nunca y deseábamos despertarnos pronto.  Le enseñé Coruña, nunca la había visto tan bonita como con ella de la mano.

La bohemia… que decir de la bohemia?
Leía dos libros a la vez, me recomendaba una película cada vez que hablábamos. Tenía un diario anual, 2 blogs secretos. Solo escribía cuando estaba mal, poco escribió desde que me conoció. Me alegro de eso, ella me enseñó a escribir y me leía todos los días porque sabía que yo era muy vago para coger un libro y leerlo. Es más, pasó de leerlos a representarlos en la vida real conmigo como protagonista. Sigue corrigiéndome los textos antes de publicarlos. A veces cometo errores solo para que me corrija. Le encanta corregirme, me encanta. 

Un Sábado por la noche conocí a la fiestera. Con ella me pillé el primer ciego de mi vida. Sidra y Jäger, mala perfecta combinación, nos juramos amor eterno, sabiendo que estábamos borrachos y que decíamos la verdad. Ella era un desastre, tropezaba con todo, se caía mil veces. Nos besábamos por las esquinas , la gente no importaba, posiblemente la mejor noche de mi vida. Me abandonó en la puerta de la habitación de un hotel.

Me encontré dentro de la habitacion con una tierna , me cuidó mientras vomitaba, me mojaba la nuca mientras me cargaba en hombros hasta la cama. Me miraba quedarme dormido mientras me cantaba canciones de Ismael Serrano. Quedó toda la noche despierta por si yo necesitaba algo en cualquier momento. Despertamos y nos sentamos debajo de un banco mientras a reírnos de la gente que tiene miedo a mojarse. Me despertaba siempre con un Buenos días en varios idiomas mezclados. Única.

Luego tuve una relación a distancia , no os lo voy a negar, era dificilísimo , teníamos bajones y subidones pero sabíamos que valía la pena todo. Los dos estábamos mal por la morriña pero yo lo intentaba ocultar para que ella no se pusiera peor. Acabé por darme cuenta de que podía mostrarme mal porque ella podía ponerme bien si se lo mostraba. De cada problema salíamos 21 veces mejor que antes. Todo fue bien.

Ahora estoy con la enamorada, aunque por supuesto nunca me va a reconocer que está enamorada (ni siquiera con la carita de embobada que tiene ahora mismo) mejor, así puedo seguir enamorándola cada día como si el anterior no hubiera existido.

Preguntaba al principio que quién es mi musa.
Lo desvelo, mi musa es ella y esas han sido muy resumidas las etapas por las que la he ido conociendo. 213 personas en una, esas 213 personas que yo necesitaba cuando le escribía notas a la desconocida.

"Todo por ella, todo por ellas"

30.5.11

Abre los ojos.

Síndrome de Diógenes mental, guardando en su cabeza toda la basura que le echaron encima en el pasado. Pasa a recogerla el camión de la basura rojo de dos pisos de la línea 21-A. La silueta del cadáver de sus inseguridades pintada de blanco en el techo con tiza. 
Esnifando ántrax. Cartas en el buzón con los sellos empapados en ácido. Imaginando con John y tripeando con McCartney. Yesterday olvidado y el submarino amarillo sumergido en la bañera con espuma rosa del segundo B.
Del Ready to die al Ready to fly, siendo Notorio y ella Faith, siendo notario y dándole fe.Ricitos de oro matando a los tres osos y quedándose con la mejor cama, durmiendo con la boca abierta siendo a mí a quien se le cae la baba. Secuestrada. Síndrome de Estocolmo de una rota que se calma con el vaso de Jäger. Vestida de blanco para decir no al compromiso. Dedo anular usado no precisamente para llevar anillos, al lado del corazón pero no pueden tocarse directamente. Simbólico. 
Lo más fácil parece anularlo pero es imposible.
Como ese amor ciego por una perra, en el que el ciego no lleva un palo sino muchos. Hasta que uno de ellos es tan fuerte que hace caer la venda clavada por la carpintera impostora disfrazada de enfermera.
No te mereces pasar por eso  y tú no mereces pensar eso. 
Abrid los ojos, si no queréis quedar ciegos para siempre.

"No hay por qué impedir que llueva, hay que saber llevar la lluvia"

26.5.11

Chalecos antibaladas.

Ruleta rusa, la última balada en la recámara de un cantautor fracasado porque no puede escribir sobre desamor, porque no tuvo amor antes.  Pasa la hoja, se corta, sangra y le gusta, por eso ahora es escritor.  Sigue con la carpintera puta pero ya ha conocido a una cirujana. La conoce mientras ella cose algo con el que pasar el frío del verano, pero los dos van en chaleco de tantos cortes de manga que les ha hecho la vida. 
Han dormido todo este tiempo en un colchón de faquir y ahora probaran uno de los caros. Se encuentran en un puente simbólico y él también es metafóricamente un lanzador de cuchillos que ha perdido la puntería y la diana. Ella es la diana y tan preciosa que la puntería aparece sola para no tocar ni un pelo de ese cuerpo.
Adiós a la carpintera.
El rey caído en el tablero en los brazos de otra y el juego terminado. 
Ella dice que no busca nada pero miente. Los dos se necesitan desde el primer día que hablaron. Como si un depredador y su presa fueran mutuos, y estuvieran dejándose trampas en la sabana para acabar tirándose los dos juntos al cebo y terminar comiéndose uno al otro a la vez.
Ella le cose un chaleco antibaladas tristes que antes le harían llorar. Follan riendo encima del piano que antes le hacía llorar  Del modo de No búsqueda al Oui tatuado en el anular. 
Nuestro ramo tirado, después de decir no en el altar y fugarnos,  para que ellos lo recojan.
Autobuses y taxis , gorras y vestidos. La historia pasada de unos y la futura de otros, impulsados por los anteriores. No hablo del futuro porque no lo recuerdo, ya lo contarán ellos cuando sea presente. Ella ya se ha dado por aludida y él ahora releerá el texto para ver si encaja con su historia, Oviedo como telón de fondo y… hasta aquí puedes leer.
Imágenes mentales de la terapeuta R y el paciente V creando amor a su alrededor. 
Iniciando un amor de otras dos iniciales diferentes. 

23.5.11

Poesía de depuración.

Doliéndome algo que no tengo, como cuando a ese veterano de guerra le pica la pierna que perdió. Poesía antidepresiva  influida por Tyler, pastillas y un beat de GZA. Bebiendo mi semen en un tetrabrick con una foto de ella en el envase y un “Desaparecida” en el pie de foto.  Susurrando canciones tristes al oído como el señor Rubio. Mi vida en el maletín de Pulp Fiction y mi cuerpo en el maletero. Ouijas para hablar conmigo mismo y recordarme que estoy vivo, llorando como Charles, al recordar aquella ducha. Cortando las venas de mi muñeca, hinchable, que está rota y ya no hincha. Gritando sin sonido porque me corté las cuerdas vocales en la última terapia.

Tumbado en el diván de la consulta, la terapeuta encima desnuda y ahora es ella la que grita. Corriéndonos por patas , escapando de la mano de este texto, reventando a puñetazos los cristales del reloj.

Solo es poesía de depuración, como una regla del alma, echando fuera los malos sentimientos que ya no necesito… como un universo paralelo de palabras, un universo basurero donde echar toda la mierda que llevo dentro, envuelta en regalo y escrita en papel higiénico.

20.5.11

Todos mis textos son póstumos.

Mi vida era la de un pescador de cañas que perdió la 's' en Oviedo.
Un cansado por lo civil. Un guitarrista que echó todo al traste por no acordarse de una cuerda,  no era acorde con ella. Mándame locas,  rompí con todas las cuerdas , hasta las vocales. Y ahora el mudo es suyo. Como Tony , el precio del joder . El necio del poder.
Conversaciones con Ciorán y es él quien me anima. Unha ánima en pena, hablando gallego porque me sucidé tirándome al Miño, Adele me obligó amenazándome con uno de los cuchillos que le robó al lanzador.
Rezo en mi temple, escribiendo veintiunos en una Biblia con un agujero para un arma, para un alma. Un agujero que va a dar a su habitación para espiarla cuando tiene frío por las rodillas y se pone las bragas a esa altura.
- Be water my love -  No tengo ni que decírselo dos veces. La perra de Pavlov, mojándose por otro sitio. Fumando cRAK , achinando los ojos y vendiéndole rosas,  Bebiendo los vientos por ella para que no haya frío en Asturias, dándole un poema en el metro, para bailarle el agua.

Para gustos colores y para disgustos dolores.
Su vestido rojo, red de este funambulista sin equilibrio, la partitura de este músico haciendo maquetas de casitas verdes en una isla en medio del Támesis, cambiando las campanadas del Big Ben por sus gemidos in crescendo.
Ven a visitarme al ataúd, tráeme aquellos seis ramos de flores que nunca te llegaron. Tíra la piedra del mechero a la tercera ventana para despertarme del mal sueño y espérame en la playa de Coruña. O espérame sin más. Te juro que volveré algún día,  amor de mi vida... o de mi muerte suerte. Jugaremos a tirar los dados contigo en la diana y que siempre salga trece.
Los días que quedan grises en Oviedo, sin un falso poeta entre tus piernas, sin una musa entre mis brazos y sin despertares con lluvia y piano en un hostal de buena muerte, de la petite mort , como los franceses llaman al orgasmo, y yo siempre escribo después de correrme , por eso todos mis textos son póstumos.

19.5.11

Soul.

Tocando los intestinos de un violinista ensartado con su propio arco.
Fuck a los poemas de amor, yo no soy poeta.
Etiquetas. Con precio incluido.
Llamarle a lo nuestro amor es menospreciarlo, ni siquiera sé si es nuestro, demasiado grande , más que tú y que yo. La palabra imposible tachada del diccionario, las lineas mas bonitas ardiendo en la chimenea, creando la fumata negra que indica que no hay Papa, que Dios ha muerto y que todo era un sueño.
In Rak I trust, mejor religión que he encontrado, paraíso sin morir, confesando nuestros pecados de rodillas.

Los acentos de las palabras están torcidos, para indicar el camino hacia ella, como el acento asturiano que ella niega y que hace que todo se olvide.
Hablo de ELLA. que queréis, que hable de vosotros?
Solo rezo porque todos mueran y que el Soul aparezca entre las nubes...
Y sé que 91 problemas son demasiados, que ya tienes bastante con los tuyos, que la V que odias es de Valencia, no de Victor, y ya ni recuerdas como la hacía con los dedos.
Que vuelva Old Dirty Bastard y viole a Yoko Ono, que la sobredosis le dé a Soma y no a Screw.
Y si yo fuera poeta... podria hacer un final feliz, pero os repito... que yo ni soy poeta... ni feliz.

18.5.11

Ian.

Que al decir "Lo siento" pidamos perdón es simbólico
Gente con miedo a sentir. Niños sin raíces ayudándose entre ellos.
Aspirantes a su aire, supervivientes sin ayuda
aprendiendo coreografías para poder bailarle el agua.
Suicidas sonriendo, suicidas vividores
estallando de alegría en el vuelo 21 de la habitación 605.
Vuelos sin motor aterrizando en la cabeza,
escribiendo esquelas de amor entre sangre y cenizas.
Ouijas con el dedo en el vaso de Lambrusco
o en su coño... y el mensaje siempre es "Sí"
Bailando y follando tristes como Ian.
Agorafobia de salir al mundo sin ella.


Descansa en paz. Ian Curtis. (15/7/56- 18/5/80) 

Perros.

Ateo. No creas nada de lo que no haya creado ella.
Escrito desde la jaula. Sin J.
Mas de odas que de bodas. De limpiarse las manchas con elegía pura.
Dormido por haber estado hasta las 7(x3) hablando con ella de política.
Cuando a mi lo único que me importa es como votan botan sus tetas
en el sofá cuando es ella la que me folla a mí.
El don de lenguas de este político entre tus piernas.
El donde coño has estado estos 19 años antes de encontrarme...
2 meses desde que descubriste que te acosaba.
2 meses desde que me ocultaste que me acosabas.
2 meses de esta vida perra son como 2 años de vida humana.
Y yo soy un perro de Pavlov babeando al ver un vestido de flores.

16.5.11

Elecciones.

Je te amo. Bilingüe. Con tu coño en mi cara como Donaire.
Elegir entre pastilla roja y azul. Entre Morfeo y Neo,
entre seguir durmiendo u optar por la nueva vida.
Entre volver al aburrido tú y yo o seguir como nosotros.
El paso de peatones de la cebra metiéndose sus propias rayas o cruzar la calle por el piano de 'Big'. Correr tanto que dejemos la apatía en coma y hagamos que le salten los puntos a las Nike.
Con el amor destintando en el bolsillo del chándal
hasta que mi muñeca hizo escribir a mi mano.
Puliendo el diamante con su chorro de voz , sin presión,
recitando mis textos sobre el piano.
Sin hacer ni puto caso a lo que piano significa en lenguaje musical.
Escribiendo hacia el norte, la punta del bolígrafo como brújula y como palo para sacarla del reloj de arenas movedizas. Llenar el servilletero de la sidrería con poemas, las paredes de su calle con 21s y la bañera con Lambrusco. Acabar ciegos , tu leyéndome en Braille
y yo leyendote los cuatro labios con la lengua.
Llegarte con el dedo corazón al susodicho y con el dedo del OK dejarte K.O.

15.5.11

Contigo.

Palabra de honor, te lo quitaré a bocados. Prometido. Desde que me dijiste "Marry me" borracha. Desde la primera conversación en que la cagué porque notaste que te había estado espiando. Tu también a mí pero disimulaste mejor y solo yo puse las cartas sobre la mesa. Dejar a un as con cara de poker e iluminar la noche con un farol. Aprender a nadar y desaprender lo de no hacer nada un Sábado por la noche. Hacer un minuto de ruido con tus gemidos y tirar las cenizas de nuestra vida pasada en Marte. Amarte montados encima de la estrella fugaz y pedirte matrimonio escondiendo un anillo de Júpiter en el Lambrusco. Cenar en el platillo de una batería.  Poniendo el ritmo con mi boca en tu boca, o mi boca en tu coño y tu dando palmadas, pero no con las manos. Porque el numero de la bestia no es el 666 . es el 21 , el de la bestia en la cama y porque la Gioconda se reía asi porque nos veía a nosotros de reojo. Diario rojo de abordo de nuestra plancha de madera rumbo a Londres. Vivir en una cabina y después mudarnos al duplex, al autobús de dos pisos.Regalarle un globito a tu niña interior lleno de gas de la risa.  Ensuciarnos y limpiarnos con elegías. Estar "Cara a cara" como John y Nicholas. O como Nicholas a secas en "Living las Vegas". Living Oviedo. Living es beautiful. Contigo.

14.5.11

Temporal.

Esposado a las anillas negras de la libreta. Que sabréis vosotros sobre poesía solo porque las últimas palabras de vuestros versos suenen igual. Aspirantes a Bukowski con cinturones de marca en vez de marca de cinturones en la espalda por las palizas de su padre. Aspirantes a Kurt, sin Courtney, sin Love y sin huevos para el suicidio. Príncipes azules sin idea de amor escribiendo entre 3 dos poemas al mes y dando lecciones al chaval humilde de la última fila del bus con los nudillos rojos y los dedos amarillos.

"Mas poesía en su cama que en tu amanecer, en el humo del porro directamente de la boca de ella que en tu brisa de mar. Bolígrafos vacíos , uñas rotas y papeleras llenas. Surcos en el papel por rascar con el boli sin tinta , guiando el agua de los ojos y creando afluentes. Un 'Te quiero' sin tinta traspasando la libreta de la primera a la última página. Sin tinta, y él sin tonta, la luna hiena riéndose del pobre poeta sin rima. Atropellado por una ambulancia conducida por la musa. Ahorcado con una cuerda con un lacito al final colgado de la lampara de arañazos en su espalda. Ella yéndose por el camino de las baldosas amarillas con el vestido de flores que le regaló hace 3 meses."

*Última parada: Oviedo
El poeta se había quedado dormido en la última fila del bus.
Solo fue una pesadilla.
Baja del bus y ella está esperándole con la maleta en la estación y le pellizca para despertarle del todo.
Solo fue una pesadilla temporal. Solo eso.

11.5.11

Presente.

"Eres un desastre chaval", vaya novedades me cuentas, profesor. Última fila de clase , primera de fusilamiento. De los 6 a los 19. Only 19 but my mind is old, como dijo aquel. Ella es lo primero que me sale bien en la vida. En la puta vida. Que sigue siendo puta, pero ahora es escort.  Cambiando la ruleta rusa por Russian Red. Como cuando tiras un papel a la papelera y dices "si entra, me quiere" pero ahora con una papelera del tamaño de una piscina olímpica.
Dibujo a mano alzada: Yo dibujando con la lengua en sus pezones y ella con las manos alzadas. Ropa tendida de su sonrisa, mordiéndola para no molestar a los vecinos con los gemidos. Llamando a la puerta con ese órgano del tamaño de un puño que antes nos daba palizas. Con risas pero sin pausa. Con prisas pero con causa. Fin de año en París y verano en Llanes. Aprendiendo a ir paso a paso, a disfrutar el presente por primera vez. 11 de Mayo ahora y mañana ya pensaremos en el 12. Nuestro número al revés, nuestra vida al revés y lejos. Terremoto en Murcia por el efecto mariposa del escalofrío de una rubia en Oviedo. Con la muñeca dislocada de tanto echarme de menos , con nuestra camiseta puesta y Rodman defendiéndola.

10.5.11

Odd Future.

Tyler a todo volumen en clase con la percusión del ruido de una máquina de escribir. Hago que tomo apuntes , tampoco entenderían lo que hago. Miro a las caras, ellos a las baldosas, cuento sonrisas y ellos manchas de humedad. Mi cuenta da 0. En el bolígrafo pone Arehucas, como si él ya supiese qué voy a hacer al salir de clase. El profesor explica algo sobre variadores de intensidad pero no se aplica el cuento y yo no tengo ni uñas para arañarme y distraerme con el dolor.
Siguiente hoja y pienso en pasar esta página de mi vida. "Pienso en el suicido pero no tengo prisas" , dijo Bunbury. Discrepo , yo sí tengo prisa. Aclarando que tomo el suicidio como falta de vida y la mía está muy lejos. Tengo prisa por la resurrección (mejor dicho), una cruz, y una María Magdalena esperando. Alguien mira de reojo lo que escribo pero no entiende nada. Por la mala letra. Medio dormido por hablar con ella ayer hasta las 7. En una caja pone Candy, yo me acuerdo de mi Candy Warhol y de cómo echaba el bote de tomate en los macarrones. Ese enchufe y mis dedos se atraen, la descarga me despertaría, pero desde hace un tiempo solo meto los dedos en ella. Corto un cable rojo, esperando que esté conectado a alguna bomba y se acelere de una vez la explosión. Haría un Columbine si ella no existiese. Dejando una fotocopia de la nota de suicidio de Kurt , impresa en un naipe.Un 7 en la mesa escrito, el número de la suerte, pero no es el nuestro. El nuestro es el triple porque necesitamos suerte para tres. Acaba la canción de Tyler, empieza Jazzco. Rasco el boli contra la mesa , hace un ruido y me río, vibra el móvil y es ella. Creo que es el mejor día de mi vida.

9.5.11

Fuga.

Decir no en el altar.Capaz.
Robar el arroz que nos iban a tirar al salir de la iglesia. Echar a Superman de la cabina para llamar a un taxi. A aquel mismo taxi. Fumarse un trébol de cuatro hojas. Fugarse . Robarle el globo a Willy Fog y follar a 2100 pies de altura. Usar el arroz robado para quitarte la humedad. Poner nuestras cuatro caras en el Monte Rushmore. Ir al estreno de "La vida es bella" y robarle la B al cartel. Desvelarse como el misterio o como el carrete de la lomográfica que te regalaré en Noviembre.
Hacer arte al aire libre, incesto con la Madre Naturaleza.
Como el agotamiento que calmó el Beso.
Con B mayúscula, la que robamos de aquel cine.
Como tirar la maleta al andén y por impaciencia llevarte a los baños de la estación. Tan empalagosos que haríamos que Hansel y la otra tuviesen sobredosis de azúcar. Tirar los dados tranquilizantes y que salga 13. Meterle los dedos hasta la campanilla a Wendy y cambiar el pan de Peter por Parker. Niños perdidos encontrándose entre ellos porque jugaban al escondite pero nadie se acordó de buscarlos. Sintonizar el radio de la rueda de la bicicleta en la que andarás por primera vez y poner aquella canción de Vetusta Morla. Recuperarse del ciego de fumarse el trébol y decirle al taxista que vaya a Copenhague.

8.5.11

Semáforo.

Una espera. Un semáforo en rojo. Suena mal pero es una oportunidad para parar a atarse los cordones de los zapatos para después andar mejor. Para maquillarse mirando al retrovisor, en el que están los recuerdos y te ves reflejada. Un paso de cebra de 900 km, tan triste que hasta la cebra se mete sus propias rayas. Un desconocido vende pañuelos de papel porque sabe que lloramos y nosotros los rechazamos por la vergüenza de que nos hayan descubierto. A un lado de la carretera, un poeta haciendo dedo (a una musa) y poniendo su respiración en autostop. Al otro lado hay una ambulancia y ella va dentro, pero no es enfermera, es cirujana, operando con sales de baño a los que se intentaron cortar las penas en la bañera. Como si las mujeres fuesen chocolatinas pero ella trajese dentro el Ticket dorado que te lleva a la fábrica de chocolate. Dejar las cremas antiedad por poemas antiansiedad y llevar con orgullo las arrugas de aquella vez que no podíamos parar de reír, ciegos camino del hotel. Hacer un arcoiris en su espalda mojada con la luz del flexo. Bebernos un cóctel molotov, volver a hacer atentados en los metros que separan nuestras piernas gritando "Gora Ella".

7.5.11

Ganges.

Cartel de Museo en su casa para recordar que ahí vive una musa. Musitar partituras intocables en la India y usar la caña que te das cuando me echas de menos para pescar tiempo en el Ganges. El recorrido de mi corrida indicando el camino hacia las mamadas perdidas. Llamadas perdidas en el mapa del pirata y hacer pasar por la cosquilla al cuello. Usar andador para aprender a andar sin prisa por la calle disfrutando del paisaje y parando en las esquinas. Que cualquier espejo aleatorio sea mágico porque siempre habrá alguien que te recuerde quién es la más guapa. Que la torre de Pisa se ponga derecha para saludarte. Pintar un triciclo de rojo y que nos sirva de Ferrari. Combustiones espontáneas para encender el cigarro de después. Fumata blanca en la chimenea.
Encuentros en la tercera frase. En la frase con nata. Con nada. Escuchar Rock y que suene a Rak. Peleas en el ring de su teléfono para ser el campeón y ondear la toalla de las lagrimas como bandera blanca pidiendo paz a los kilómetros.

6.5.11

Rescate.

Ex tinteros apagando incendios. Textos desde el laboratorio de automatismos , donde autómatas programables conversan sobre el tiempo. Conversaciones sin versos ni acciones. Pasos sin rumbo y que el GPS te diga "a 900 km , gire la cabeza a la derecha y bésela". Que las pesadillas que tengamos sean porque solo follamos en sueños. Poner el cartel de "Bragas recién mojadas, No tocar" o el de "No pisar la hierba" que nos fumaremos después del Lambrusco. Arbustos de piedra en el parque esperando. Acostarse sobre un lienzo en blanco y  que cuando acabemos haya un Picasso. George Serat punteando en tu cara con lunares. Bares muertos en los que flotar por el exceso de sal, o entra. Entrar en tu vida dando una patada en la puerta con las fuerzas especiales de rescate. Jugar con la lengua al sube y raja, haciendo círculos perfectos al compás de tus gemidos, midiendo la distancia en ropa tirada en el suelo. Cambiar a Mister España por Mr Nobody , elegir la mejor opcion de las vidas posibles y coser el vestido con la tela del juicio que volveremos a perder.

5.5.11

Déjala.

Piedras del mechero en el riñón de tanto fumar esperando. No mereces que ese cabrón llore por ti. Tu no tienes que pagar el desprecio de esa puta con intereses. Un clavo saca otro clavo y tu tienes uno en cada mano. Desgarra, duele pero luego cicatriza. Hay mucha enfermera para olvidar a carpinteras. Un insulto en lugar de su nombre en la agenda del móvil. 1 día bueno cada 30 malos. “Deja que te olvide, cuando resurjas se pelearán por ti” ya lo dijo Calogero. Respuestas en la música , como siempre. ‘Cada uno en su lugar’ y los chavales tampoco tienen dueño. Estado civil: en guardia. La reina puede moverse como quiera por el tablero mientras el rey solo puede dar pasitos. Pero si él cae, el juego se acaba y eso es lo que ella olvida.

Sonidos.

Punto y amarte. Resolver poemas matemáticos de ecuacciones en cadena. Condones umbilicales de recien nacidos follando en la placenta. Placenteros. Bebes leyendo Papillon en vez de tomar papillas. Niñas internas. Niñas con linterna leyendo libros debajo de las mantas. Caricias en el país de las maravillas. Relojes derretidos como pintó Salvador , ella salvada un Jueves a las nueve. Cero escrito en números romanos y esperanza traducida a esperanto. Escribiendo entre chispas y cables. Alta tensión entre dos cuerpos y una goma en medio para aislar. Versos contra la adversidad. Obesidad, more vida, por los besos. Decorazón de interiores y sus piernas plegadas como escritorio. Este reo tiene mono de tu sónido. Fumada escuchando Kid Cudi recién follada, recién fallada, la huída. El sacacorchos roto de tanto usarlo y los condones que sobraron de la segunda caja en el cajón.

Camino.

Carreras de fondo contra conformación profesional. Quien se conforme, pierde. Cerezas y cervezas. Coronitas para la princesa , un taburete en la barra como trono y el baño como tocador. Salir por la salida de impaciencia. Sus dedos entrando por las entradas de mi pelo. Decir no en el altar , tirar ese estupido velo y fugarse en un Ferrari con Enzo. Amarse a lo bonzo. Quemarse el dedo corazón por el rozamiento. Romper el poligrafo al decir ‘No te necesito’. Romper el boligrafo contra el suelo intentando excavar un camino hacia su casa. Mudarse a una isla despierta, haciendo la mudanza de la lluvia, sobrevivir al chaparrón con cola, invocar al Katrina para ordenar su habitación y a un tsunami para hacer surf subidos en la tabla de multiplicar del 21.

Fata.

“No tengo miedo, tengo un angel como Tego”, como D.Gómez ,dejé el corazón en su casa y solo me traje los cojones. Pasando hojas del diario, mojando el dedo en el lacrimal, su foto como marcapáginas  y recitar la parte de atras del champú en la bañera, medio vacía sin ella. En el 2º B, los minutos miran. Desde la habitación 605 a cuatro patas y 1803 revoluciones. Contar con los dedos y que salga 21. Risueños sin pesadillas , ansias y ansiedades , videos calmantes y palabras curativas. Matar el tiempo, secuestrarla y usar sus besos en el cuello como coartada en el juicio que ya perdimos. Tortellinis frios por la impaciencia de querer acabar la cena y pasar al sofá. Flotar en jet privado con ella como azafata. Aprendiendo asturiano aunque a ella no le guste. Producir el ritmo en el que fluiremos, sin rutinas, sin loops, scratch en su entrepierna, subiendo el volumen con otro dedo. Mojar su coño y secar sus ojos. Usando el pañuelo de las lágrimas para despedirse a lo lejos en la estación. Tócala otra vez, Rak. Siempre nos quedará Madrid. Flanes de futuro. Palomitas y mitos griegos. Chloe y Enzo. Ella como motivo y motivacion.

Sin remitente.

El camión de los helados aparcado en doble fila y condones en las tarrinas de chocolate. 21 gramos de Jäger escanciados de boca en boca y 21 pentagramos del alma de un desarmado. Como el café , intenso y como el café , cortado, delante de tus amigas. Cambiar el himno de Asturias por ‘Mad about you’y cambiar las campanadas por la canción de Mr Nobody. Cambiar de drama a comedia como de pesetas a euros y salir ganando con el redondeo de tus hoyuelos. Hacer que la ‘Vie’ de ‘Oviedo’ sea ‘En rose’ y sacarse el cursillo rapido de gondolero para abrir Venecia en canal. No estereotipos , tipos en estéreo, tus gritos en estéreo y gente quejándose del ruido en el libro de reclamaciones. Porque las cuerdas pueden tocar canciones tristes de guitarras, pero las locas pueden follar encima de pianos. Nosotros estamos enfermos de esto, sin cura, condenados a estar rotos hasta que la muerte nos repare. Super vivencias… de sobres vivientes con cartas de corazones, con razones como Escandar  y sin remitir la intensidad. Un tatuaje en la muñeca que pone ‘Ella te quiere’, al revés , para poder verlo reflejado en el espejo. Ver su nombre y sentir lo mismo que cuando ves el numero del autobús que te lleva a casa todos los dias. La sensacion de saber que en un dia importante no lloverá y que no tendremos que usar el paraguas hortera de su madre. La ciudad sigue llorando, hasta en Valencia llueve, asi que: ‘lo siento por ser serio, pero vuelve chica, vuelve

Oviedo.

Ponerte la inyeccion antiansidades por nostalgia con la aguja del segundero. Renovar la carita sonriente dibujada en tus lunares, con la tinta que sobró de lo que me escribiste en la espalda mientras me cuidabas. Poner el cartel de ‘No molestar’ colgando de la puerta de la estación y quedarnos a vivir en el banco debajo del paraguas. Aprender baile por braille y boca a boca por fasciculos mirando los áticos de enfrente. Robarle las gafas a Woody Allen para que puedas ver las peliculas que ponemos en la cama como pretexto para follar. Andar por la calle a 21 bajo celo. Bajo tu pelo, hecho rastas despues de haber sudado. Insultar a la de recepción por llamarte niña y subir descalzos los 6 pisos. Cometer errores. Pasarse de la raya (de tus ojos). Amar tus defectos. Perdóname los mios.  No te dije “abrázame , que me caigo” como tú aquella vez, pero si no me hubieras abrazado, habría caido. Porque nos lo contamos todo de vuelta al hotel, andando, haciendo eses… de secretos, a roces. Porque ya podemos parar de buscar…porque en el abecedario entre la ’R’ y la ‘V’, pone “”. Porque un dia haremos la ruta de los vino… pero no volvió a irse. Porque parece que tenemos que echar un poco de menos para compensar el exceso de más que llevamos respecto al resto… y porque Erik Satie sigue tocando para nosotros bajo la lluvia de Oviedo.

Contrastes.

Calendarios en pausa a día 27, relojes parados a las 5, Chloe impaciente por ser testigo de todo y Londres llorando por la espera. Los lunares empiezan a desteñir, la luna no parece tan lejana, porque desde que ella vino, todo con el tiempo mejora. Horas como segundos, minutos como primeros, marcas del sofá en sus brazos y recetas de tartas entre poemas. La estación mas grande que nunca, la de autobuses y la primavera, desplomándose temblando desde el bus gritandome al oido“abrázame, que me caigo”. El telon sin fondos de nuestro teatro, su diario rojo funcionando al contrario que una Death Note, pellizcarle los pezones para que sepa que no es un sueño y pintar su cuerpo con tiza en la alfombra del salón. Preparar el secuestro, amueblar y pintar juntos el zulo, pedir el rescate, y fugarnos juntos a Las Vegas. Escuchar Wu Tang y después “La vie en rose” , Mobb deep y luego Russian Red. Contrastes, como cuando se fue enfadada de la habitación… y volvió llorando muerta de miedo.