12.7.11

Jake.

En el amor como en el boxeo se aprende a pelear a hostias, pero es importante el día en el que decides dejar de ser saco de arena para convertirte en púgil. Un saco de arena nunca será campeón del mundo, convertirá en campeones a otros mientras él solo pierde arena y forma hasta que le sustituyan por otro saco nuevo al cual poder pegar.

Ahora mismo me siento como el campeón, entrando a un club de pelea callejero donde podría tumbar a cualquier vagabundo, esperando que alguno de esos que parecen simples borrachos sea un digno contrincante, o encontrar alguien a quien enseñar a pegar para hacer luchas cada día en un ring que ponga I don’t.

4 comentarios:

  1. Hace poco me convertí en púgil y créeme cuando digo que nada que ver con ser un saco de arena.
    Buena entrada.

    ResponderEliminar
  2. siempre es bueno empezar desde abajo

    ResponderEliminar
  3. Buenas tardes!!!
    Andaba echándole un vistazo a los blogs literarios que me llamaban la atención por el título y de casualidad topé con el tuyo.
    Me parece muy interensante y no debes estancarte, hay que seguir avanzando!!!
    Te puede interesar el mío si te gusta leer una literatura personal y positiva que te puede ayudar en los diferentes acontecimientos de tu vida (microrrelatos, reflexiones, poemas, relatos), también puedes debatir sobre diferentes temas y por supuesto hacer publicidad de tu blogspot en la pestaña "Aquí tu blog" para compartir con el resto de bloggeros tus inquietudes; creo que todos los que nos hacemos un blog es para transmitir nuestras emociones y recibir opiniones que nos sean productivas.

    http://insolitadimension.blogspot.com/

    Bueno, únete si lo deseas y si no pues otra vez será.

    ResponderEliminar