27.12.11

Isolation.

Esta noche ha aprendido a vivir. Cuelga de su cama con medio cuerpo fuera, su nariz gotea sangre y se ve reflejado en el charco que se forma en el suelo, pero no se reconoce porque el reflejo es espeso, podría ser cualquiera el que le mira con cara de asco desde allí, preguntándose a la vez quién coño le mira a él. Esta noche ha aprendido a vivir tan rápido que tendrá que aprender a morir igual de rápido o más, pero de esto no hay maestro, tendrá que ser autodidacta y aprender solo, o empezar a escribir sobre ello para nacer y morir sobre el papel. 

La vida pasa por delante de sus hojas. Hace unas horas era feliz y ahora se encuentra con la cena del día anterior mezclada con sus ganas de vivir mirándole desde el otro lado de la cama. Y él se pregunta que ha pasado entre esto y lo otro, dándose cuenta de que al final la vida es eso, algo que pasa entre esto y lo otro, así que coge su bolígrafo y escribe su autobiografía subrayando todas las frases tristes que encuentra en sus libros y cartas sin remitente porque ya no queda nadie a quien llamar "querido", pinta la silueta del tiempo en el suelo de la habitación con tiza y firma el poema con sangre a presión, en un cuadro abstracto de pintura roja que simboliza esa noche, ese día, esa vida, esa muerte.
























22.12.11

Sobreviviremos.

Yo también me vuelvo nube y lluevo sobre el papel. Una mezcla de sangre y vómito a partes iguales; espero que alguien prepare la transfusión y me moje la nuca o que traiga dos dedos y escribimos un libro sin destinatario ni buzón que lo soporte. Tengo ganas de disfrazarme de piedra y salir a tropezar, de caer en la cuenta atrás de quince a diez o de que me trague el orgullo que no trago y me escupa lejos de aquí. Muchos nudos que deshacer y ecuaciones que resolver, más de noventaiún problemas vienen pero podremos con ellos. Sobreviviremos, que tampoco es una palabra tan mala, definitivamente podría acostumbrarme a sobrevivir o a vivir sobre ti. Mientras tanto, seguimos sin saber lo que hacemos pero aún así lo hacemos, Marx estaría muy orgulloso de nosotros, el ciclo de los enfados se repite, pero ella mejora el dejavu cambiando lágrimas por un "idiota" con cara de pena y sonrisa. Y yo sonrío, joder, como acto reflejo de qué sé yo lo qué, pero que nada tiene que envidiar al del espejo que atravesó Alicia para descubrir maravillas.


19.12.11

Glass.

Todo está nublado. Me reflejo en un cristal y después me corta, lo reflejo en un papel y después me corto al pasar la página mientras la luna se refleja en el charco y tiembla por la frialdad de cómo lo cuento. La brújula que tenía tu nombre en vez del norte se ha vuelto loca porque estamos a distancia negativa y apareces por norte, sur, este y oeste al rodearme en un abrazo. Cae la noche en nuestra espalda y nos pilla tumbados, nos inspiramos y expiramos, esta noche morimos tres veces por cada una que vivimos y esperamos a la muerte real viviendo, como quien espera al amor odiando, o espera a la vida en vez de vivir, o muere esperando. El reloj marca ahora, la luna sigue temblando y yo envidio al universo porque desearía poder escapar de mi mismo para ir a verte.


Ella.

11.12.11

Desordenada.

La señal de humo con forma de mujer se convirtió en nube. Ella se fue. El poema comió el silencio en mal estado y se descompuso. La calle mal alcantarillada se convirtió en río pero en la otra orilla no había ángel de amor. Él hizo señales de humo quemando trozos del poema para encontrarla. Se produjo un silencio. La nube se cortó las penas, el cielo se desangró y llovió sobre la ciudad.


5.12.11

Yume nº4: Habitación.

Tengo un hueco en la muñeca por el que se escapa el tiempo y un reloj para taponarlo, un hueco en mi cama con tu nombre y dos hoyuelos en mi sonrisa provocados por la tuya. Una ventana en la botella por la que te veo volver y otra en el espejo por la que me veo a mi mismo esperándote. Ecos de portazos y de gritos, platos rotos en el suelo y una suela de zapato rota solo por un lado de correr en círculos. Un camión de la basura llevándose viejos recuerdos y un psicólogo ayudándome con el síndrome, un camión de la mudanza trayendo recuerdos nuevos y una psicóloga jodiéndome con el Síndrome. Una luz que no se apaga y un ojo que gotea toda la noche y me desvela, silencios en morse para la chica que olvidó como gritar y un calendario trabajando como esquela del mal tiempo, que pasa lento cuando estamos separados y el reloj mareado por el movimiento de las agujas, fumando el opio del crono y marcando la hora en glíglico. 

Mi vida rota en añicos de 365 noches de reencuentros y carmín en su cuello por la marca de los versos. Un verso entre tachones que solo ella conoce y un secreto a voces susurradas por la afonía provocada por la noche del reencuentro. Clavos nunca usados, una sabana no tan santa y en el techo una Luna con forma de sonrisa, a la que aúllan hombres bobos escapados de París. Las ruinas de Venecia y la necia que no vino, la fe acentuada de un ignorante y una palabra en inglés con una S. para luchar contra los monstruos de debajo de la cama, su foto en la misma puerta que rompió de un portazo y un cuadro surrealista mal pintado en la mente del que sueña todo esto.


2.12.11

Hola hijo:

Te escribo esta carta para saber cómo estás, ya que después de nueve meses juntos te has ido; me habían dicho que nos separaríamos, pero no me avisaron de que te irías tan lejos, te escapaste antes de que nadie de este mundo pudiera encontrarte, no te culpo, no es tan buen sitio para vivir, fuiste rápido huyendo, quizá es lo que deberíamos haber hecho todos, pero me hubiera gustado haber disfrutado de ti un rato entre mis brazos o abrazándote, dormido o despierto, llorando o callado. Si tú supieras lo que nos costó a tu padre y a mí ponernos de acuerdo para decidir tu nombre y te vas sin haberlo usado ni un solo día, sin haber podido reñirte o todo lo contrario usándolo hasta desgastártelo. Ahora mismo hay demasiado silencio en esta casa, si todo hubiese ido como yo pensaba, tú la estarías iluminando con tu ruido sin dejarnos dormir, aunque eso no cambia y tú sigues siendo el motivo, no podemos dormir por el silencio que nos dejaste y el reloj de mi muñeca quedó traumatizado, marcado, marcando la hora en la que viniste y te fuiste porque como buen hijo de escritores fuiste oximoron, al nacer muriendo. Echo de menos todo lo que no pasará, yo te quería llamar Rocamadour y sentirme Maga, cometer todos los errores que los padres cometen, sobreprotegerte, cantarte nanas inventadas moviendo la misma cuna que ahora muevo vacía, escribir historias realistas sobre cómo jugamos juntos que ahora tendrán que ser ficción y las páginas pasarán más fácilmente por tener el dedo mojado en lágrimas. Me despido mi amor, pórtate bien allí, donde quiera que estés, si las cosas siguen asi  puede que pronto vaya a verte, si no he ido ya es por no dejar solo a tu padre, que ahora en el salón intenta dormir disimulando la tristeza y leyendo a Hemingway:

“For sale: baby shoes, never worn”

Mamá

25.11.11

Escotoma.

El cuadro que le seguía con la mirada era un espejo, pero no había nadie dentro, no porque fuese vampiro sino porque era ciego, estaba frío al tacto porque se estaba tocando a si mismo al otro lado, el espejo no era lo frío, era la frialdad de su reflejo; así que siguió tocando, con sus manos preguntó "¿Quien eres?" y leyó en braille "Un desconocido", y llorando transformó al espejo en ventana por la lluvia salada que hizo caer sobre él.


Ven.

Hablo de ella. Hablo de cambiar a Stendhal por su nombre en el síndrome, de cómo alguien se convierte en motivo, acción y la fusión de ambos, de cómo el segundero tiembla cada vez que da un paso si ella no está cerca, de cómo conjugar su sonrisa en gerundio y decir "no" cruzando los dedos. Hablo de joder el velocímetro de su pecho, de revolucionar los horarios y olvidar el sueño por los sueños, de hacer el amor y que el amor nos haga estar así, de matar al ocho para tumbarlo, de vivir entre puntos suspensivos y olvidar los de sutura.

No hablo de "para siempre", hablo de mañana cada día y del "Continuará" al final de cada episodio, del te odio reventando polígrafos y de los bolígrafos reventados por el sobreuso. No hablo de hacer planes, hablo de planear juntos a ras de mar y nadar juntos en el río a carcajadas, sumergirse en el amar y poder abrir los ojos para verla, de tener vértigo por la altura que estamos cogiendo y olvidar el paracaídas y las huidas para nada.

Hablo de que quizá esta vez no haya que huir y de que huir significaría ir a buscarte* como dijo aquella. Hablo de que el otoño no es tan malo y que el invierno será mejor, hablo de nieve en el mar de Coruña y sueños de hace meses cumplidos en la arena. De tácticas y estrategias, de terapias de choque para perder el miedo al te quiero, de hacerme ser incoherente con mi yo de anteayer que ya no creía en todo esto, de que sea la margarita la que me pregunte a mí y que yo responda que no, cruzando los dedos.


22.11.11

Fugaz.

No eligió dónde y cuándo nacer.
El azar hizo un mal trabajo.
Eligió dónde y cuándo morir.

Abrir los ojos.

Se sumerge y abre los ojos,
parece que dentro del agua también duele,
el mesías multiplicó los planes y no nos dio tiempo a hacer ninguno,
pintamos finales felices y no hubo final,
amamos en un vals y morimos en un tango,
llenamos el bidé de lagrimas y leímos entre rayas,
nadie supo traducir nuestros silencios,
ninguno quiso convertirlos en palabras
medimos el infinito en ganas de perdernos.
Nos perdimos.

Parece que dentro del agua también duele.

Yume nº3: Agua.

La gota corre la cortina y ve que ahí fuera llueven niños con capucha, una mujer rompe aguas saladas de llanto y da a luz a la vida de aquel que murió durmiendo y quedó viviendo dentro del sueño, mientras fuera le come el mismo gusano que escapó de la manzana de Guillermo. Sigue lloviendo pero no es más que un te quiero camuflado y la nube hace señales al humo que se escapa de su boca, mientras el soñador llega al Nirvana y saluda al grunge de pelo rubio. Sigue lloviendo pero la ventana está mojada por dentro y no por fuera, ya que al fin y al cabo en Nueva York la lluvia y al dolor viven a una letra de distancia y aquel árbol convertido en avión acaba de derribar dos almas gemelas. Erroristas suicidas durmiendo en la calma de un fakir, matando al tiempo dándole más trabajo al gusano, mirando la cara que oculta la Luna por vergüenza de tener esa bandera clavada y aquel niño que quiere ser astronauta, acabará haciendo alunizajes y cometiendo a la cena los errores que no cometió a mediodía.


18.11.11

Yume nº2: Flush.

...el mundo es un pañuelo sucio con el que alguien se despide de alguien en una estación de tren y la vida es lo que pasa entre cada una de las despedidas. En uno de estos espacios de tiempo, la conoció. Apareció de la nada, se teletransportó a su vida y en la primera conversación ya se contaron una anécdota, porque ella no tenía principio, no empezaba con un  "Érase"  ni acababa con un punto final, empezaba y acababa en puntos suspensivos, como los sueños. Se mudó al centro de sus pupilas y él aprendió a hacerla surgir en cada sitio que miraba y a soñarla cada vez que los cerraba. Ella lo planeaba, era la arquitecta del sueño y el sueño a la vez y cuando no se volvía sueño, se convertían en insomnio mutuo y pasaban toda la noche juntos, besándose con sus lenguas muertas hablando latín, oyendo y descubriendo Brigantium en cada caracola. Descubrió que el sentido de su vida giraba hacia la misma dirección que el reloj que dejaba de funcionar cuando se separaban, que no quería despertarse, que quería dejar a Úrsula en París y quedarse a vivir con ella en aquel parque, durmiendo allí cada noche y despidiéndose sabiendo que aquello sería una buena anécdota que contarse cuando se conociesen...

15.11.11

Yume nº1: Papel.

El último pétalo de la margarita le dio la razón y el escritor trazó un corazón en un árbol con la navaja, sin pararse a pensar en el simbolismo. El árbol más tarde, cansado de tener en él tantos corazones ajenos y ninguno propio, se convertiría en folios en blanco y le devolvería todas las noches el dolor, hasta que ella viniese y le enseñase papiroflexia para poder volar juntos o hacer un barco de papel y naufragar a la noche en el mar que describió Machado. El tiempo y él eran enemigos naturales, como los grillos y el silencio o como los refranes y los gatos, y con ella había encontrado el arma para matarlo de envidia al ser capaz de pararlo a su lado. Cuando éste resucitó se vengó de ellos haciendo de su separación una eternidad y como la ley del Talión, hoja por hoja, el tiempo convertido en cuervo malcriado sacó todas las hojas del poemario y arrugó al escritor, ya viejo e inservible y le tiró a un ataúd, como él había hecho antes con algún poema descartado.


Déjame repetir.

Me pillaron con las manos en la musa
y con los ojos y las ojeras, que tan bien le quedan a esa poetisa
y lo mediocres que parecen todas comparadas con Alejandra
y qué bonito palíndromo hacen ella y su espejo
y qué celos de que él la vea por las mañanas
y cómo se defiende de mí con lo de los años de mala suerte
y cómo rompo a reír contigo al lado
y cómo recoges mis pedazos y los unes en rompecabezas.

Qué mal escrito está este poema
y qué bien dibujada fuiste por alguien
y qué mal tratada fuiste por alguien
y cómo necesitan esos lacrimales una jubilación
y esas caderas un trabajo
y me encadenas perpetuamente en una bendita condena
y suplico pena de suerte y tú solo me das muertes pequeñas.

Qué guapa estás enfadada y qué triste despidiéndote
y qué triste que nos tengamos que despedir
y qué bien suena Cortázar en tu boca
y cómo haces magia y me llevas a París
y cómo tu habitación se parece a París
y qué poco importa si es París o no, si tú estás en ella.

Que mi vida se llene de tus historias
y que tus ojos se llenen de mis ojos
y que mis ojos se llenen de tus ojos
y que nuestras manos encajen
y mi vacío encaje en tu vacío
y que nos vaciemos juntos al llenarnos mutuamente
una vez más, repitiéndonos cada noche.


9.11.11

Un buen Lunes.

El poeta no tardó en intentar salir del club y exiliarse del país de la muerte, ellos le obligaron; habían entendido mal su nota de suicidio, repartido mal la herencia, escrito su esquela con faltas de ortografía y todos hablaban bien de él, así que se despertó y mató a todos, menos a ella, que era la única que era sincera.


Paredes.

No sé si estas paredes me estrangulan o me abrazan,
llevo todo el día con la canción de tus ojos en la cabeza,
mi mente tararea tu mirada todo el rato
y en las manos se me deshace todo el amor que nos hicimos.

Hay olas en los charcos del suelo de la habitación
y yo hago surf en la tabla de multiplicar de la palabra:
Hablo por hablar, lloro por ella
río por lo que fuimos y me lamento por lo que ya nunca seremos.

Una laguna mental se forma con saliva en la almohada
y un barco choca contra el iceberg del subconsciente,
porque cuando el rio sueña, las pesadillas se pelean por tenerme
como aquella vez que nunca peleé por olvidarte y aún así lo hice.

Se me arrugó el corazón de tanto disfrazarlo de cerebro,
me corté las manos con los platos
porque aprendí que era más cómodo romperlos que limpiarlos.

También aprendí solfeo del silencio,
a estornudar con los ojos abiertos para seguir mirándote,
a reír a lágrima muerta y afinar los portazos en No sostenido.

Pero el pasado se fue a por tabaco
y entre estas cuatro paredes 
solo quedamos mis recuerdos y yo,
inmortales hasta que alguien demuestre lo contrario
o hasta que otros recuerdos cometan canibalismo.


Querida no-ella.

Te juro que es la primera vez que me pasa, el tiempo, adelantándome por la derecha, dejando a cada uno sin lugar, en singular y al único que puso en su lugar fue a las agujas. Te prometí que no te dejaría de querer y no era mentira, no he dejado de querer ni un minuto a la que le hice la promesa, pero a ti ni te conozco ni te quiero conocer.
Adicta a la tristeza, alérgica al anagrama de alergia, wannabe de lady drama, aunque lo intentes, no eres ella y en cada intento haces el ridículo y emborronas los recuerdos que pintaste. Si no quieres pintar más, perfecto, pero como comprenderás, no voy a permitir que jodas los cuadros tan bonitos que todavía guardo bajo llave en la memoria.



3.11.11

Algo murió entre ellos.
Ella hizo un minuto de silencio incómodo.
El compró flores.
Pero ya no había solución.

Puzzle.

…y la curiosidad cambió el orden de sus letras y asustó al niño. Aquel día cumplía daños y soplaba las velas de la tarta, que navegaba en algún charco, formado por un violín que lloraba de fondo, doliéndole y quejándose de cómo le tocaba ese humano con el arco. El somne da vueltas por el sueño intentando quedarse despierto, no recuerda el principio, sueña con su fantasía textual de follar con ella encima de un puzzle deshecho de piezas de piano. Los parpados cayendo rendidos a la tentación de cerrarse. Perversiones originales y el almohada madrina que le despierta justo a las doce, cuando estaba a punto de abrazarla. Un suicida se arrepiente, aprende su esquela de memoria como penitencia y ofrece su cuerpo muerto a la paciencia que le faltó para seguir luchando. Una pareja hace las maletas. Ella lleva la iniciativa, él le lleva la contraria y viajan en la parte de atrás de un coche de policía, acusados de robar principios de textos y de sueños. Ahí fuera hace tristeza, el Sol resucita sabiendo que a la noche volverá a morir y desenvuelve el presente de un nuevo día, la lluvia da una paliza a la ventana y las gotas compiten entre ellas, entre cojas y mentirosas, ganan las que dicen que ya no me quieres y mis lágrimas se unen a la carrera, suicidándose justo después de nacer, como recién nacidos rodeados por siluetas de tiza. Una nómada antitodo perdió su nación y el tiempo, se puso su perfume de libro nuevo con una frase entre los tachones, despeinó al viento con un golpe de cabeza y se despidió de Venecia, dijo “ven, neno” y el gallego no pudo resistirse...
















Fuente de la foto.

26.10.11

Nunca fue Domingo.

Hoy es Lunes pero parece Domingo
es infierno pero parece otoño por como caen las ojeras
tú no apareces y parece que va para rato
después de la tormenta vienen las goteras
y este gato se vengó de la curiosidad que me quedaba.

Hoy es Martes pero parece Domingo
olvidé la prosa o te las regalé todas en un ramo
en veintiún gramos que te llevaste de mis pulmones
del último suspiro que pasaba por el saxo
mientras lo practicábamos y nos empeñábamos en malpronunciarlo.

Hoy es Miércoles pero parece Domingo
sobrevivo sin nuestras super vivencias
con cuatro dedos porque te llevaste el del medio
solo me dejaste treinta versos medio vacíos
y el miedo lleno a que no vuelvas.

Hoy es Jueves pero parece Domingo
llueve en tu ciudad y yo me ahogo a mil kilómetros
empieza a escasear el oxígeno en este silencio
ya no te echo de menos...
nadie dijo que no se pudiera mentir en un poema.

Hoy es Viernes pero parece Domingo
el cuervo de Poe me dijo cuándo volveremos a estar juntos
le sacó los ojos a la niña de los míos
enseñó a volar a mis esperanzas
y se rió de mí aquella noche.

Hoy es Sábado pero parece Domingo
doy cuerda al reloj del tiempo que ahora mata
el teléfono se ha colgado porque ya no lo coges
mi bañera está medio llena
un poeta más para el club de los muertos.

21.10.11

Disorder.

14 de Octubre de 2011.

Amanece en la ciudad y el termómetro marca expectativas bajo cero. El mar sigue saludando a la arena con agresividad y faltas de ortografía mientras el horizonte de un disléxico embiste a la noche para que deje paso al día. Dos enamorados escuchan Joy Division en la playa cerrando los ojos al besarse porque saben que en cualquier momento llegará el golpe, pidiendo un deseo a una estrella que se suicida delante de ellos cansada de ser la única sin pareja de la constelación. A la orilla llega una botella de olvido embotellado con un mensaje que contiene las respuestas al libro de Pablo de un náufrago aburrido de navegar contra lo corriente. En el castillo de arena, una vieja princesa a la que un espejismo le había dicho que era la más guapa del reino, se desangra por el lacrimal creando un oasis mientras escribe en su diario que no había sido todo como esperaba y pinta un autorretrato usando la escala de grises y papel de víctima como lienzo. 

Un niño sale de un día más de colegio, de estudiar Conocimiento del Miedo, Histeria contemporánea y de aplicar las Matemáticas a resolver problemas, echar de menos y despejar dudas, aprendiendo de los errores de los profesores desde la última fila, encerrado en una jaula sin barrotes ni "J". Espera para cruzar a la mano de su madre, pero nunca aparece, así que tiene que cruzar solo la calle, atropellándole su padre el frutero, que desde que ella no volvió, corta las naranjas y tira una de las mitades. 
En el coche del lado, una pareja discute y ella recuerda a aquel poeta que no la dejaba dormir y le dibujaba sonrisas de ojera a ojera, mientras que el mediocre de su nuevo novio solo pinta bostezos como bocetos de aburrimiento y si no fuese por estar embarazada de la hija del poeta, el último de ellos sería con una pistola en la boca. La muerte a 9 milímetros y aquel sogadicto del cuarto piso esnifando el peso de su alma en coca, recordando aquella novia a la que no dejaba dormir y bailando su último tango en la cornisa, fallando todos los pasos de baile por no estar ella para guiarle, eligiendo la peor de las 6 millones de maneras de morir y dejando un cadáver para los gusanos que algún día serán mariposas y se meterán en el estómago de su hija mientras escucha en la playa con su enamorado el eco de Ian todavía gritando “Feeling”.

"I've been waiting for a guide to come and take me by the hand"

4.10.11

Entre cuentos y nanas.

Érase una vez un cuento sin principio, tú y yo desnudos entre la introducción y el desenlace de nuestros nudillos al despedirnos en la estación que existe entre el verano y el otoño. Entre el Sol y la caída de hojas de la libreta por falta de inspiración, entre el Sol y la caída de hojas de la margarita por agobiarla con preguntas. Mi media naranja es mecánica y está metiéndose debajo de mi noche para cambiar los llantos desgastados por sonrisas que rueden mejor, esta película con la protagonista renovada. Duérmeme niña, duérmeme ya, cambia las letras de mis nanas y la inicial entre las lineas, pinta drama en beige en los altavoces y fóllame como si me hubieses echado de menos en los diez años que pasaron en nuestra primera noche separados.


1.10.11

Historia de una seducción.

El escritor camaleón en blanco ante el folio, como el tímido incómodo ante la mirada en silencio de la chica a la que quiere. La escritura es una estrecha veterana, cansada de falsos seductores con los mismos temas de conversación y que caen en la rutina de la rima consonante, con los que como mucho tendrá una historia de una noche, en la que quedará insatisfecha y los olvidará al instante.

¿Que esperabas de alguien que ha follado con Carver, desayunado con Jorge y conversado con Cortázar? 

Incluso ellos tuvieron gatillazos de mil noches y meses y estaciones en las que ella no llamaba, no por egoísta sino por caprichosa y por su continua manía de hacerse esperar. 


Cuando esto pasa, lo único que queda es leer conquistas de otros, ponerla celosa con las musas, alimentarse de vivencias y esperar a que vuelva, con la tranquilidad de que tiene debilidad por visitar a los jodidos y a los tristes, sorprendiéndoles en cualquier rincón, sin avisar, por lo que has de tener siempre preparada una cama de papel y un bolígrafo en erección, sabiendo que el climax llegará cuando intentando seducirla, te emociones a ti mismo y os corráis juntos, a la vez, mientras lloras escribiendo.

28.9.11

Si ella se va...


-He conocido a otro.

-Me alegro, te lo mereces.

De repente te ves a ti mismo mintiéndole por primera vez, recordando aquello que decía Ismael en aquella canción, soltando ese tipo de mentira para que ella no se preocupe que ya has soltado varias veces en tu vida en diferentes ocasiones, creyendo que así ella es feliz, cuando en realidad ella lo que quiere escuchar es un “quédate conmigo, mi amor” o “no te marches nunca o me muero”, pero tú vuelves a ser ese chico bueno, que nunca falla y al que siempre fallan, diciendo lo que supones que tienes que decir y dejándole el camino libre al subnormal de su nuevo novio que no se merece ni uno de los dientes de su sonrisa pero que las tendrá todas, mientras tú la recuerdas con la papelera llena y la botella vacía, la cama medio vacía y el cenicero medio lleno, escribiendo líneas encima del lavabo y esnifando líneas encima del váter, con sus fotos de fondo y vuestra canción sonando. 


Y otra vez volviendo a tener que olvidar, a buscar otro clavo que saque ese clavo y deje otro agujero, a odiarla para evitar quererla, a despertar llorando porque tu subconsciente la ha vuelto a meter en tus noches o a mentirte insultándola para ocultar lo maravillosa que era y así pensar que la pérdida es menor. Ya has hecho eso otras veces y no ha llevado a ninguna parte.

Por eso contigo voy a ser egoísta, voy a hacer que te preocupes, que te sientas mal y que llores por joderme, voy a decir lo que se supone que no debo decir; que ese nuevo novio tuyo es un gilipollas que no sabrá hacerte feliz, que te quedes, mi amor, que si te marchas me muero, que no quiero inventarme una vida sin ti y que si aun asi decides irte “…que no sea muy lejos ni por mucho tiempo”, por favor.

Inspiración por escuchar esto a las seis de la mañana.

19.9.11

El sexto sinsentido.

En ocasiones veo muertos que intentan definir el arte, arranquemos la primera página en la que J. Evans Pritchard explica como medir un poema con números, callemos a los críticos que ponen nota a las obras y digamos que arte es el dibujo que hizo en la pared el cerebro de aquel nazi cuando Hemingway le voló la cabeza, explicarle a Borges lo que es el amor a primera vista poniéndonos de ejemplo, rodar una pelicula con sus defectos especiales, crear la sinfonia Nº23 de gemidos desafinados, esculpir fuego en la piedra del mechero o partirnos los tobillos bailandonos el agua. Eso es arte.
Ella es arte, el arte es mi novia.
She's lost control dijo Ian, pero no estoy seguro de que alguna vez lo tuviera.
Ahora ella tiene ahorafobia.
Miedo a hablar del presente, conjugando todo en pasado y en hubieras. 


Arte es que se ahogue en vasos de agua pero siga queriendo salir a patear charcos, creados por los restos de los relojes derretidos que pintó su salvador, clavandose las agujas del minutero, infectadas de vida.
Arte es dormir en sus ojos y despertar en sus tetas, pasar la noche en sus piernas y desayunar en sus labios. Viajar en un Zepellin con los Led y que toquen "Baby I'm gonna leave you" cambiando "leave" por "love" y "baby" por su nombre. 
Arte es llenar servilleteros de poemas, contratos y planes de futuro que recordaremos pero no entenderemos ya que el poeta tiene letra de médico y memoria de estudiante de medicina. 
Arte es leer carpe diem en braille en las arrugas de un viejo triste que nunca le hizo caso o en las arrugas del papel en el que estaba escrita tu declaracion y que tiraste a la papelera para que ella nunca la leyera, quedando sepultada al lado de las cartas que te mandó, con las que nunca ganaste la partida, teniendo que tirar de faroles que iluminaban menos que el brillo de su ausencia.

Extraños en esta ciudad hablando de arte, extraño mi ciudad, debajo del mismo Sol pero echo de menos las nubes que lo tapan en el Norte. Silencios con acento gallego, tan comodos que nos quedamos a vivir en uno de ellos, a rehabilitar los tobillos, atarse los lazos emocionales y seguir corriendonos, o que el tiempo pase por nosotros mientras nosotros pasamos del tiempo.

30.8.11

Soliloquio.


La mejor inversión de tu vida, pasar de estar KO a estar OK, o que se decida por doble KO la lucha en el ring rectangular de encima del somier. La almohada me ha puesto un diván en el salón y me cobra las consultas, mi doctor Jekyll de cabecera me recomienda que me esconda como su otro yo y yo trato de explicarle que no soy antisocial, soy antipático. El soliloquio de un loco bajo el Sol de Sagunto, trabajando de aparcanoches a domicilio para valencianas escritoras, cobrando días de lluvia como sueldo y sin pedir un para siempre ni un libro entero, sino un “Continuará...” al final de cada capítulo escrito a medias. 

Tiempo.


Un alma descargada y una balada en la recámara, en el cenicero los restos del último romántico y en la papelera 93 poemas de amor arrugados por el paso del tiempo. Viejos ases bajo la manga del chaleco, consejos sacados de chisteras de nuevas Magas y Cortázar explicando el verdadero significado del mito del Minotauro. El destino, sinónimo de sino, ya lleva la contradicción implícita y va contra la dicción del tic-tac, o del toc-toc del tiempo en la puerta de la habitación, para interrumpirnos y separarnos.


27.8.11

Autoinsuficiencia.


Cuando la autosuficiencia falla y te descubres a ti mismo solo, escribiendo sobre ti mismo solo. Ese momento en el que las teclas parecen más pequeñas que normalmente y todas las ideas que vienen son malas y no publicables. 
Textos privados para no volver a leerlos, ni siquiera guardarlos, como una conversación efímera en la que le confiesas todos tus miedos a alguien sin memoria a corto plazo. Tú lo has contado pero nadie lo ha oído y posiblemente tú te olvides de que lo contaste en alto y te autoconvencerás de que solo fue una pesadilla en la que te mostrabas vulnerable, para poder despertar tranquilo y seguir fingiendo que eres autosuficiente. 



Miss:
Señorita, fallar y echar de menos en la misma palabra.
Pero yo no he fallado ni echo de menos a ninguna señorita.
Miss.

26.8.11

20 años.

Veinte.

Con la “i” en medio, de iluso por pensar que sí que vas a venir y quedarte en medias hasta mañana o bajar la bandera a media asta de un taxi con el cartel de ocupado permanentemente puesto.  Como el Sol puesto por esnifar la raya del horizonte, deprimido porque nunca eclipsará a Luna Lane o porno rodar ninguna película con ella. Los filósofos no salen en los billetes, las princesas no buscan escritores, buscan príncipes y la hipocresía no se quita con un susto ni dando sorbos a un vaso de agua. Ahógate en Septiembre , porque se rompió el arnés que te mantenía sujeto al mes de Agosto y hacer puenting con cuerda no tiene tanto riesgo, pero menos riesgo tiene quedarte en casa haciendo camping con tu novia la cuerda que hace años que no te provoca un nudo en el estómago. 

13.8.11

Suspiros.

Un Miércoles cualquiera, soltaron a dos pirómanos en una ciudad recubierta de gasolina y llena de cerillas y madera. Suspirómanos. Ella suspirando en los dados para darme suerte, demasiada, ganar todo el premio en la primera tirada y renunciar a él por miedo a no saber qué hacer con tanto dinero. El fin justifica los miedos y yo podría recorrer Coruña de punta a punta saltando en cada sitio en el que nos besamos, en cada semáforo que tuve que ir a buscarte porque te quedabas atrás o los que cruzamos en rojo por la impaciencia de seguir andando.


Orballaba y si seguimos juntos un día más, llegaría la gran tormenta y apagaría todo el fuego y eso era lo que no queríamos. O lo que intuíamos que no queríamos porque no tenemos las ideas claras ni en el único día de Sol sin nubes de esta ciudad en años. Te gustaba como olía el aire y a mí todavía me huelen los dedos a Madrid, tengo marcas de apretones en las manos y un recuerdo de unos ojos marrones con ojeras, una nariz arrugada y unas uñas mal pintadas de naranja y rosa.

Nos olvidamos de comer y de dormir, nos volvimos autótrofos , sacando energía del Sol y alimentándonos del CO2 de los pulmones del otro. Inspirándonos y expirándonos. Hubo sueño y cumplidos. Junto y por separado. Hubo expectativas superadas. Hubo dos Summer y dos Tom por turnos. Arena encima de la ropa y un escritor disimulando el nerviosismo solo por llevarte la contraria, pero la verdad es que si me dieran un euro por cada escalofrío que me provocaste, mañana me compraba una mansión en tu calle, para poder enseñarte todas las habitaciones cada día como si no las conocieses por el reset mental diario, acompañado de un primer beso luchado cada veinticuatro horas.

"When you’re young, you just believe there’ll be many people with whom you’ll connect with.
Later in life, you realize it only happens a few times."

1.8.11

Me has conocido en un momento extraño de mi huida.

Le quitamos a la vida la V. de la vuelta, grilletes de tren y billetes a una cárcel sin orejas. Ojeras permanentes y hoyuelos en sonrisas , las prisas entre dientes con pausa en pleno vuelo. Suelos en el techo en falta de otra cosa, en los que el gato de la curiosidad  lleva 7 vidas cayendo de cabeza. ¿Feliz? No, tréboles de cuatro hojas de afeitar, contar las manchas del techo o los lunares de su espalda.
Espejos rotos contra la ventana de la mala suerte, en los que ponía un te quiero pintado con su rimmel, “el tic-tac dicta” pero no nos da tiempo a tomar nota, la clave es Sol y la gota llenó el vaso por pedirle peros al colmo.

Contando lecheras para dormir, se me cuelan desconocidas , detrás tengo grillos cambiando el cri cri por crisis y biters aprendiendo a escribir como suicidas. Billetes de ideas y vueltas de cabeza en la estación, pasar de revolución a evolución al olvidarse de la R. , fumarse la L. y enamorar a la inicial que está separada de la V. por un TU.
El fin justifica que rompa tus medias y tus medidas son la contraseña para abrir la última maleta deshecha de mi vida, nos beneficiamos a la duda, tú sigue arrodillada rezando, tranqui que yo te aviso cuando tengamos que fugarnos en el coche con los cinturones de inseguridad puestos.

“Me llamo Victor y tengo un problema” y es que mi alma gemela se convirtió en siamesa,  los de románticos anónimos dicen que no pueden hacer nada y V. dejó para siempre de creer en para siempre. Pedí un préstamo de interés y me pisaron los talones, cerró el telón pero no acabó el teatro. Siempre nos quemará Paris, media gallega de Madrid, Amelie Poulain con disfraz de Summer Finn.

29.7.11

Sinestesia.

Comer su coño sabe a marrón, el de sus ojos y el del riesgo de tener que olvidar recuerdos de un futuro ya imaginado. Ella busca un home: Hogar en inglés y hombre en gallego, pero ella no es gallega así que eso todavía no lo sabe. 500 días de verano saben a poco, tengo ya preparado el cloroformo y el saco, tú quema las cortinas con la plancha para que podamos ver el sol y si se nubla, la lluvia desinfectará la herida y se formará un Oasis en el que los hermanos Gallagher se pelearán por ver quién nos canta Wonderwall. Se me cayó el papel y el bolígrafo en la montaña rusa, en el loop de algún rizo moreno o en las curvas de tu inicial. Musa sin necesidad de decir nada. Escritora sin palabras. Sonrisa permanente, para 10 días por lo menos, después si quieres te la renuevo mientras preparamos palomitas y fingimos que vamos a ver más de 5 minutos de película.


12.7.11

Jake.

En el amor como en el boxeo se aprende a pelear a hostias, pero es importante el día en el que decides dejar de ser saco de arena para convertirte en púgil. Un saco de arena nunca será campeón del mundo, convertirá en campeones a otros mientras él solo pierde arena y forma hasta que le sustituyan por otro saco nuevo al cual poder pegar.

Ahora mismo me siento como el campeón, entrando a un club de pelea callejero donde podría tumbar a cualquier vagabundo, esperando que alguno de esos que parecen simples borrachos sea un digno contrincante, o encontrar alguien a quien enseñar a pegar para hacer luchas cada día en un ring que ponga I don’t.

2.7.11

'Only 19 but my mind is old'.

It aint hard to tell, a los diecinueve yo también tengo mi Illmatic. Solo diecinueve pero mi mente es vieja , el niño Prodigy no volverá al hogar. En la parada del bus no aparece la rubia desconocida a la que enamorar dándole mi peor poema con mi mejor letra, escribo solo con cascos y cuatro viejos se apretan en el otro banco porque la gorra para atrás actúa de repelente.  Fumo una base del Cheb en la cuchara doblada por algún mentalista que espera el bus al otro lado de la cornisa. “Tengo una pistola en la cabeza como Larra” pero yo ya no soy romántico. El último romántico se fue por el desagüe, esperemos que alguna pelirroja sea fontanera. El bus no llega y al final se coge otro que no te deja donde quieres, pero cerca, la historia de nuestras vidas. Perdí el bus por escribir todo esto, los viejos me miran mal , la rubia desconocida no aparece, el Ipod ahora sin batería, me olvidé las llaves...
Y lo peor es que sonrío.


Quirófano.

Al nacer te dan una palmada para que llores y se te abran los pulmones. Al crecer te dan palos para que llores y abras los ojos. Comes techo y engordas la paciencia , fumas de su boca y desarrollas cáncer de amor hasta que decides extirparlo para dejar de sufrir. Amputas el amor. Las prótesis no valen. 
Te pica la cicatriz pero tienes que rascar alrededor para no arrancarla y evitar volver a sangrar. Pones los puntos de sutura sobre las íes de ilusionados , te cierras en canal para no volver a sufrir y ocultas tus vergüenzas bajo las sabanas de otra.
No se puede vivir con un salero pendiendo encima de la herida, vaciar la arena de los relojes en sacos y darle cabezazos hasta que se vacíen, no se puede. 

No capaz.  Toca paz.
Este soldado se retira a buscar una enfermera de servicio.

29.6.11

Rayuela.

Dejamos de leer Rayuela porque estábamos mareados en la estación. 
Necesitamos aclarar la vista para volver a leer. No sé cuanto llevará eso.
No voy a leerla solo,  los cachos en francés te salen mejor a ti. La carcajada al leer mal alguna palabra, las caras cuando te identificabas con la Maga, cuando los dos eramos Maga y Oliveira.
Te llevaré a un concierto de Berthe Trepat en el que seremos el único público y después la acompañaremos a casa. 
Empezamos el 18 del 3 con una pregunta inocente y muchas notas anteriores y acabamos en la página 318 con muchas notas pendientes y alguna pregunta sin resolver. Leeremos libros por separado, no sé si peores o mejores, pero Rayuela es nuestro y tú siempre serás la Maga. 
Este libro tan bueno que hay que leerlo cómodos y por ahora no tenemos un sofá en el que hacerlo. Sigue leyendo cabrona, entrena la vista para después leer mejor apoyada en la mejor almohada.

"...andábamos sin buscarnos
pero sabiendo que andábamos para encontrarnos."


15.6.11

Bombos y guitarras.

El infierno de tu gloria sampleado de Alegría de vivir, gitanos creyendo en Cristo , yo creyendo en ella y viviendo la cruz de mi tablón de madera de 800 kilómetros. Clavos transversales atravesando los brazos, clavos ardiendo, y me agarro sin dudarlo. Escribir a las 5.55 no es sano, pero menos sano es no escribir a ninguna hora. A ningún ahora le envidio mi presente. Lo único sano de nuestra enfermedad es la envidia por los que viven en tu calle o en la mía. El amordetuvida escrito y leído muy rápido , porque da vértigo. Miedo a hablar de siempre y siempre hacerlo. Siameses emocionales unidos por hilos de ascensor con himnos de un Guru escupiendo sobre el piano de Sophie.


Persianas cerradas, no sé si es ya de dia o si ya es dia 
34, solo vivo para el momento de poner en el felpudo No vuelvas a irte y crear rutinas juntos siguiendo el principio de incertidumbre.

Elegir entre vidas fáciles y conformistas o vivir en la gloria de este infierno.


Un año para encontrar la salida hacia el limbo, para convertir toda la vida vieja en vieja vida, oldvidar todo, dejar de echar cuentas para crear cuentos y nanas para despertarse. Como ella desnuda sin poder dormir, madrugando para ir a comprar unas bragas que poder destrozarle. Como él sin poder dormir, escuchando a los Ray, Heredia y Barretto.
La gloria de vivir contigo olvidando el falso Pastime Paradise.

11.6.11

Recuerdas.

“Recuérdame que sigo vivo si me olvido.” o recuérdame por qué te pido que me lo recuerdes. Por qué elegí escalar por un hilo dental resbaladizo con restos de caries si al lado había cuerdas con arneses de seguridad. Al final del hilo hay algo, al final de las cuerdas solamente hay más cuerda. Si me cayera podría agarrarme a una, pero echaría tanto de menos sentirme vivo intentando escalar que acabaría por atármela al cuello y dejarme caer. Como en las imágenes de la cartera de Wong. Del error al terror por el terror al error… y amor también rima con eso. Mucha arena en el reloj, la aguja del minutero clavada en el nervio pulpar. Aguja para la anestesia y arena para castillos. Todo depende del cristal con el que se mire.
Lord Drama. Lady Maga. Cada loco con su tema  temor. 
No sé cuál es el loco de los dos. Ni cual es la cuerda y quién escala. 
3+2 ó 2+3. Quérote o Te quiero. Da igual.
Cada casilla como meta porque ya ganamos la partida.


"...y es tanta la ventaja que les llevo... que para ponerme a su altura tendría que empezar de nuevo"

9.6.11

Más allá.

Homeless. Techo de menos. Viviendo debajo del puente estiré los brazos y cayó una suicida. Amueblándolo con la lámpara de arañazos en la espalda de la triste sonriendo por una casualidad de un Viernes 13. Apareciendo en los sueños como Freddy. Pillar autobuses de resaca y pintar en las paredes de su calle con el pintalabios destintado.  Conversaciones con el hueco que dejó la cuchilla de afeitar en mi antebrazo. Porque solo ella sabe afeitarme.
Portaminas antipersona, mejor protege el cuello como Wu. Un etcétera de última palabra y la vida como meta, pero ‘meta’ significa más allá y más allá de ella no hay vida. Paradojas y un calcetín de cada color, la pareja del que falta en la boca de algún bocazas, el cazador cazado y muerto, el escritor descrito, el camino a casa sonriendo y Jorge sonando sobre Kev en los cascos del Ipod.
Viajes de vida y vuelta. ¿Habrá ida más allá de la suerte?


Vuelta a la cuenta atrás de 15 días. En el mismo sitio y en el mismo Alsa.
Etcétera.

8.6.11

San Juan.

Tiras la piedra a la ventana del octavo apuntando a la Rayuela de Cortázar ,  saltas al numero veintiuno con un pie en el aire y otro en el suelo, saltas la hoguera de nuestro primer San Juan juntos con cuidado de no quemar al fuego. Mussa d'esquadra despejando las dudas a porrazos , de hierba plantada con el abono de una vaca sagrada escapando de la India encima de un coche cambiando la v por la b. 
Bandera blanca a media asta, hasta y media, cuando llega la guerra entre poetas arrimándose asonantemente y comiéndose a versos. La musa aprobando los exámenes con la misma suerte que Adele jugándose todo en el casino. Jugándose todo por el cansino. El falso poeta que no sabe ni acentuar un que. El falso profeta que sufre de efecto Pigmalion y cumple sus propias profecías. Cumpliendo las amenazas de suerte, jugándoselo todo a cara o cruz y la moneda cayendo de canto gregoriano de Juan Bautista sin cabeza. Cayendo de encanto de un ahuyentador de serpientes haciéndole la cobra a una boa. 
Los dos debajo de la mesa buscando el terrón de azúcar.


Puntos suspensivos como epitafio en la lápida.
Puntos de sutura anti roturas del jarrón por gilipollas tratándolo sin cuidado.

"Historias de noches de pintadas
de dos malos pintores besándose con pasamontañas"

3.6.11

No place for peace in his soul.

Loco conoce a cuerda. Siempre lleva taconazos de marca y el rimmel intacto porque es tan fría que nunca llora y solo ríe falsamente para las fotos que le sacan. La conoce de una forma normal, un Sábado por la noche. Quedan todos los días a la misma hora en el mismo banco y se desplazan en el coche caro pagado por su padre. Ella solo le compra regalos por su aniversario y ropa elegante para cuando le lleva de su brazo por la calle como a un complemento más. Follan, mejor dicho, hacen el amor tres veces a la semana en una cama de matrimonio. Misionero siempre. Le presenta a sus amigas cuerdas. Discuten al teléfono para ver quién cuelga antes. Ella estudia Odontología en universidad de pago por el dinero que ganará y no por vocación.  Nunca se emborracha , ni le deja salir de fiesta. Todo son besitos y te quieros.
Que bién tener una novia cuerda ¿no? Loco se muere lentamente.
Loco la deja. Loco la olvida.

Loco conoce a loca. Tacones rotos de escapar de sus problemas, rimmel corrido porque llora todos los días y solo ríe cuando le saca fotos a él. La conoce un Miércoles a las siete. Quedan cuando pueden, donde pueden y ella se desplaza subida a sus hombros. No hay dinero para regalos, no recuerdan qué día empezaron y ella le rompe a jirones la ropa elegante. Follan, haciéndose daño, donde se pillan. Pelean, haciéndose daño, donde se pillan. No tienen amigos a quien presentarse. Discuten para ver quién se cuelga antes de la horca. Ella es actriz porno para conseguir dinero para poder estudiar, las mayores discusiones son por esto. Se destrozan cuando se ven, normalmente ni se soportan. Un día la encuentra tirada borracha en medio de la lluvia … la lleva a casa y la cuida. Cuando despierta le insulta y le pega hasta que se agota y cae a sus brazos. Se abrazan. Duermen juntos, sin saber qué locura se le ocurrirá mañana, o sin saber ni siquiera si despertaran un día más o si en el baño de por la mañana se ahogarán mutuamente.
Qué mal tener una novia loca ¿no? Loco se siente vivo.
Loco la quiere. Loco no puede ni quiere olvidarla.


Colgando del hilo dental de una actriz porno que quiere ser dentista como en NovacaneColgado como sinónimo de loco.
Locos colgados de locas y no de cuerdas.

31.5.11

Quién es mi musa?

No lo sé, me lo he estado preguntando hoy mientras dormía. He decidido dar un repaso a mi curriculum amoroso actual que se resume de la siguiente manera, con historias más largas y otras más cortas pero todas importantes, para saber quien es en realidad mi musa.
Veamos:

Primero conocí a ella, la desconocida, nos dejábamos notas a escondidas, sin ni siquiera saber que sus notas iban hacia mí, y las mías hacia ella. Cada uno pedía al otro lo que necesitaba , anónimamente por miedo al rechazo del otro, los dos nos queríamos y podíamos darnos mutuamente lo que necesitamos. Le mandé flores, nunca le llegaron. Ella nunca llegó a conocer mi cara , yo la suya si, desde el primer día, pero esto no era justo, asi que la historia con la desconocida , duró poco.

En segundo lugar conocí a una chica triste; pasaba los días grises, ni se levantaba de cama, tenía muchas comeduras de cabeza, yo era el único con la capacidad de hacerla reír en todo el día. Iba siempre despeinada,  se creía que era una lanzadora de cuchillos pero ella era Adele esperando a ser salvada. La salvé.  Una madrugada la chica triste huyó por patas y no volví a saber nada de ella.

Para hacerme olvidar del todo a la chica triste, incluso llegando a olvidar que había existido, llegó ella, la curiosa. Desde el primer momento que nos conocimos, me acribillaba a preguntas y era listísima, podía ver perfectamente a través de mí, adivino rápido que la había estado espiando y que sabía todo de ella. Pronto averiguó de donde era, donde vivía , mis años, donde quería vivir y que la quería. Verdaderos interrogatorios de la chica curiosa a los que yo ni ponía la mínima resistencia y que daban sus frutos. Ahora sabe todo sobre mí.

Poco después conocí a una friki,  no se despegaba de su Blackberry nunca, tenía Twitter, ponía cosas bonitas sobre mí. Estabamos todo el día mandándonos mensajitos. Ella era como una ratita presumida de experimento, cada vez que la luz se ponía roja, ella sonreía porque sabía que era un mensaje mío.  Adorable.

En clase, la conocí a ella, la estudiante, la primera clase en la que coincidimos fue en una de Historia de la Educación , ella no aguantaba más y la entretuve toda la clase, casi la echan el primer día que coincidimos por reírse. Desde entonces siempre que va a clase voy solamente a entretenerla. Me hacía sentir especial cuando conseguía que se riera o que se pusiera roja y cruzara las piernas al decirle las cosas que íbamos a hacer más tarde.

Conocí a la soñadora mientras cosía un vestido para salir el Viernes siguiente, ella puede que fuera la que más me gustó desde el primer día, lo confieso, simplemente el hecho de que en nuestras primeras conversaciones planeáramos un viaje en interraíl a Viena solo para emular a Celine y Jesse, un crucero que acababa en Japón o vivir finalmente en Londres. Llenamos una madrugada con lluvia de piano, soñamos los dos juntos (No sé quien contagió a quien) y despertamos queriéndonos al día siguiente. Un día le propuse venir a Coruña unos días, me dijo que era una locura mientras reservaba los billetes.

La macarra irrumpió en mi vida, no sabía cómo despegar mis ojos de ella, me daba algo que ninguna otra podía. Rompía jarrones y pegaba gritos. Cada vez que rompía un jarrón, rompía ella en mil pedazos, mucha mierda que soportar, una superviviente, odiaba esa palabra, por cierto. Macarra por estar a la defensiva, acabó creyendo las mentiras de los hijos de puta que tenía alrededor, acabo por creer lo de que ella era la mala. Mentira, ella era la mejor.

Luego conocí a la vergonzosa, era de otro tipo diferente , después de haber conocido a la soñadora y a la macarra, se me hizo raro conocer a ésta, pero tenía un encanto en esa mirada que no veía porque le daba demasiada vergüenza mirarme a los ojos. Casi se desmaya una vez y tuve que abrazarla. Con ella me he dado el beso más torpe de mi vida, posiblemente el más bonito. Sí, el más bonito sin duda. Ella era preciosa. Poco duró mi relación con la vergonzosa.

El gran contraste llegó, con ella, la actriz porno, pocas palabras hubo , llegó justo después de la vergonzosa a mi vida , a los 5 minutos ya estaba con mis dedos en su coño mientras le comía las tetas. Me enamoré de ella cuando me dijo “ya has trabajado bastante” y me la empezó a chupar hasta que pedí clemencia. Me vi cara a cara con ella unas cuantas veces. En todos los rincones que pudimos y de todas las maneras que se nos pasaron por la cabeza. Todavía sigo viéndola a menudo. No tanto como quisiéramos los dos.

Conviví con otra chica un tiempo, increíble, cocinaba mejor que nadie, andaba desnuda por casa, me robaba las camisetas, despertaba abrazada a mi, hacíamos palomitas a las 5 de la mañana y se ilusionaba cada vez que un maiz saltaba. Dejamos el piso hecho mierda, lleno de basura , condones por todos lados y platos sucios. No queríamos dormir nunca y deseábamos despertarnos pronto.  Le enseñé Coruña, nunca la había visto tan bonita como con ella de la mano.

La bohemia… que decir de la bohemia?
Leía dos libros a la vez, me recomendaba una película cada vez que hablábamos. Tenía un diario anual, 2 blogs secretos. Solo escribía cuando estaba mal, poco escribió desde que me conoció. Me alegro de eso, ella me enseñó a escribir y me leía todos los días porque sabía que yo era muy vago para coger un libro y leerlo. Es más, pasó de leerlos a representarlos en la vida real conmigo como protagonista. Sigue corrigiéndome los textos antes de publicarlos. A veces cometo errores solo para que me corrija. Le encanta corregirme, me encanta. 

Un Sábado por la noche conocí a la fiestera. Con ella me pillé el primer ciego de mi vida. Sidra y Jäger, mala perfecta combinación, nos juramos amor eterno, sabiendo que estábamos borrachos y que decíamos la verdad. Ella era un desastre, tropezaba con todo, se caía mil veces. Nos besábamos por las esquinas , la gente no importaba, posiblemente la mejor noche de mi vida. Me abandonó en la puerta de la habitación de un hotel.

Me encontré dentro de la habitacion con una tierna , me cuidó mientras vomitaba, me mojaba la nuca mientras me cargaba en hombros hasta la cama. Me miraba quedarme dormido mientras me cantaba canciones de Ismael Serrano. Quedó toda la noche despierta por si yo necesitaba algo en cualquier momento. Despertamos y nos sentamos debajo de un banco mientras a reírnos de la gente que tiene miedo a mojarse. Me despertaba siempre con un Buenos días en varios idiomas mezclados. Única.

Luego tuve una relación a distancia , no os lo voy a negar, era dificilísimo , teníamos bajones y subidones pero sabíamos que valía la pena todo. Los dos estábamos mal por la morriña pero yo lo intentaba ocultar para que ella no se pusiera peor. Acabé por darme cuenta de que podía mostrarme mal porque ella podía ponerme bien si se lo mostraba. De cada problema salíamos 21 veces mejor que antes. Todo fue bien.

Ahora estoy con la enamorada, aunque por supuesto nunca me va a reconocer que está enamorada (ni siquiera con la carita de embobada que tiene ahora mismo) mejor, así puedo seguir enamorándola cada día como si el anterior no hubiera existido.

Preguntaba al principio que quién es mi musa.
Lo desvelo, mi musa es ella y esas han sido muy resumidas las etapas por las que la he ido conociendo. 213 personas en una, esas 213 personas que yo necesitaba cuando le escribía notas a la desconocida.

"Todo por ella, todo por ellas"

30.5.11

Abre los ojos.

Síndrome de Diógenes mental, guardando en su cabeza toda la basura que le echaron encima en el pasado. Pasa a recogerla el camión de la basura rojo de dos pisos de la línea 21-A. La silueta del cadáver de sus inseguridades pintada de blanco en el techo con tiza. 
Esnifando ántrax. Cartas en el buzón con los sellos empapados en ácido. Imaginando con John y tripeando con McCartney. Yesterday olvidado y el submarino amarillo sumergido en la bañera con espuma rosa del segundo B.
Del Ready to die al Ready to fly, siendo Notorio y ella Faith, siendo notario y dándole fe.Ricitos de oro matando a los tres osos y quedándose con la mejor cama, durmiendo con la boca abierta siendo a mí a quien se le cae la baba. Secuestrada. Síndrome de Estocolmo de una rota que se calma con el vaso de Jäger. Vestida de blanco para decir no al compromiso. Dedo anular usado no precisamente para llevar anillos, al lado del corazón pero no pueden tocarse directamente. Simbólico. 
Lo más fácil parece anularlo pero es imposible.
Como ese amor ciego por una perra, en el que el ciego no lleva un palo sino muchos. Hasta que uno de ellos es tan fuerte que hace caer la venda clavada por la carpintera impostora disfrazada de enfermera.
No te mereces pasar por eso  y tú no mereces pensar eso. 
Abrid los ojos, si no queréis quedar ciegos para siempre.

"No hay por qué impedir que llueva, hay que saber llevar la lluvia"

26.5.11

Chalecos antibaladas.

Ruleta rusa, la última balada en la recámara de un cantautor fracasado porque no puede escribir sobre desamor, porque no tuvo amor antes.  Pasa la hoja, se corta, sangra y le gusta, por eso ahora es escritor.  Sigue con la carpintera puta pero ya ha conocido a una cirujana. La conoce mientras ella cose algo con el que pasar el frío del verano, pero los dos van en chaleco de tantos cortes de manga que les ha hecho la vida. 
Han dormido todo este tiempo en un colchón de faquir y ahora probaran uno de los caros. Se encuentran en un puente simbólico y él también es metafóricamente un lanzador de cuchillos que ha perdido la puntería y la diana. Ella es la diana y tan preciosa que la puntería aparece sola para no tocar ni un pelo de ese cuerpo.
Adiós a la carpintera.
El rey caído en el tablero en los brazos de otra y el juego terminado. 
Ella dice que no busca nada pero miente. Los dos se necesitan desde el primer día que hablaron. Como si un depredador y su presa fueran mutuos, y estuvieran dejándose trampas en la sabana para acabar tirándose los dos juntos al cebo y terminar comiéndose uno al otro a la vez.
Ella le cose un chaleco antibaladas tristes que antes le harían llorar. Follan riendo encima del piano que antes le hacía llorar  Del modo de No búsqueda al Oui tatuado en el anular. 
Nuestro ramo tirado, después de decir no en el altar y fugarnos,  para que ellos lo recojan.
Autobuses y taxis , gorras y vestidos. La historia pasada de unos y la futura de otros, impulsados por los anteriores. No hablo del futuro porque no lo recuerdo, ya lo contarán ellos cuando sea presente. Ella ya se ha dado por aludida y él ahora releerá el texto para ver si encaja con su historia, Oviedo como telón de fondo y… hasta aquí puedes leer.
Imágenes mentales de la terapeuta R y el paciente V creando amor a su alrededor. 
Iniciando un amor de otras dos iniciales diferentes. 

23.5.11

Poesía de depuración.

Doliéndome algo que no tengo, como cuando a ese veterano de guerra le pica la pierna que perdió. Poesía antidepresiva  influida por Tyler, pastillas y un beat de GZA. Bebiendo mi semen en un tetrabrick con una foto de ella en el envase y un “Desaparecida” en el pie de foto.  Susurrando canciones tristes al oído como el señor Rubio. Mi vida en el maletín de Pulp Fiction y mi cuerpo en el maletero. Ouijas para hablar conmigo mismo y recordarme que estoy vivo, llorando como Charles, al recordar aquella ducha. Cortando las venas de mi muñeca, hinchable, que está rota y ya no hincha. Gritando sin sonido porque me corté las cuerdas vocales en la última terapia.

Tumbado en el diván de la consulta, la terapeuta encima desnuda y ahora es ella la que grita. Corriéndonos por patas , escapando de la mano de este texto, reventando a puñetazos los cristales del reloj.

Solo es poesía de depuración, como una regla del alma, echando fuera los malos sentimientos que ya no necesito… como un universo paralelo de palabras, un universo basurero donde echar toda la mierda que llevo dentro, envuelta en regalo y escrita en papel higiénico.

20.5.11

Todos mis textos son póstumos.

Mi vida era la de un pescador de cañas que perdió la 's' en Oviedo.
Un cansado por lo civil. Un guitarrista que echó todo al traste por no acordarse de una cuerda,  no era acorde con ella. Mándame locas,  rompí con todas las cuerdas , hasta las vocales. Y ahora el mudo es suyo. Como Tony , el precio del joder . El necio del poder.
Conversaciones con Ciorán y es él quien me anima. Unha ánima en pena, hablando gallego porque me sucidé tirándome al Miño, Adele me obligó amenazándome con uno de los cuchillos que le robó al lanzador.
Rezo en mi temple, escribiendo veintiunos en una Biblia con un agujero para un arma, para un alma. Un agujero que va a dar a su habitación para espiarla cuando tiene frío por las rodillas y se pone las bragas a esa altura.
- Be water my love -  No tengo ni que decírselo dos veces. La perra de Pavlov, mojándose por otro sitio. Fumando cRAK , achinando los ojos y vendiéndole rosas,  Bebiendo los vientos por ella para que no haya frío en Asturias, dándole un poema en el metro, para bailarle el agua.

Para gustos colores y para disgustos dolores.
Su vestido rojo, red de este funambulista sin equilibrio, la partitura de este músico haciendo maquetas de casitas verdes en una isla en medio del Támesis, cambiando las campanadas del Big Ben por sus gemidos in crescendo.
Ven a visitarme al ataúd, tráeme aquellos seis ramos de flores que nunca te llegaron. Tíra la piedra del mechero a la tercera ventana para despertarme del mal sueño y espérame en la playa de Coruña. O espérame sin más. Te juro que volveré algún día,  amor de mi vida... o de mi muerte suerte. Jugaremos a tirar los dados contigo en la diana y que siempre salga trece.
Los días que quedan grises en Oviedo, sin un falso poeta entre tus piernas, sin una musa entre mis brazos y sin despertares con lluvia y piano en un hostal de buena muerte, de la petite mort , como los franceses llaman al orgasmo, y yo siempre escribo después de correrme , por eso todos mis textos son póstumos.

19.5.11

Soul.

Tocando los intestinos de un violinista ensartado con su propio arco.
Fuck a los poemas de amor, yo no soy poeta.
Etiquetas. Con precio incluido.
Llamarle a lo nuestro amor es menospreciarlo, ni siquiera sé si es nuestro, demasiado grande , más que tú y que yo. La palabra imposible tachada del diccionario, las lineas mas bonitas ardiendo en la chimenea, creando la fumata negra que indica que no hay Papa, que Dios ha muerto y que todo era un sueño.
In Rak I trust, mejor religión que he encontrado, paraíso sin morir, confesando nuestros pecados de rodillas.

Los acentos de las palabras están torcidos, para indicar el camino hacia ella, como el acento asturiano que ella niega y que hace que todo se olvide.
Hablo de ELLA. que queréis, que hable de vosotros?
Solo rezo porque todos mueran y que el Soul aparezca entre las nubes...
Y sé que 91 problemas son demasiados, que ya tienes bastante con los tuyos, que la V que odias es de Valencia, no de Victor, y ya ni recuerdas como la hacía con los dedos.
Que vuelva Old Dirty Bastard y viole a Yoko Ono, que la sobredosis le dé a Soma y no a Screw.
Y si yo fuera poeta... podria hacer un final feliz, pero os repito... que yo ni soy poeta... ni feliz.

18.5.11

Ian.

Que al decir "Lo siento" pidamos perdón es simbólico
Gente con miedo a sentir. Niños sin raíces ayudándose entre ellos.
Aspirantes a su aire, supervivientes sin ayuda
aprendiendo coreografías para poder bailarle el agua.
Suicidas sonriendo, suicidas vividores
estallando de alegría en el vuelo 21 de la habitación 605.
Vuelos sin motor aterrizando en la cabeza,
escribiendo esquelas de amor entre sangre y cenizas.
Ouijas con el dedo en el vaso de Lambrusco
o en su coño... y el mensaje siempre es "Sí"
Bailando y follando tristes como Ian.
Agorafobia de salir al mundo sin ella.


Descansa en paz. Ian Curtis. (15/7/56- 18/5/80) 

Perros.

Ateo. No creas nada de lo que no haya creado ella.
Escrito desde la jaula. Sin J.
Mas de odas que de bodas. De limpiarse las manchas con elegía pura.
Dormido por haber estado hasta las 7(x3) hablando con ella de política.
Cuando a mi lo único que me importa es como votan botan sus tetas
en el sofá cuando es ella la que me folla a mí.
El don de lenguas de este político entre tus piernas.
El donde coño has estado estos 19 años antes de encontrarme...
2 meses desde que descubriste que te acosaba.
2 meses desde que me ocultaste que me acosabas.
2 meses de esta vida perra son como 2 años de vida humana.
Y yo soy un perro de Pavlov babeando al ver un vestido de flores.

16.5.11

Elecciones.

Je te amo. Bilingüe. Con tu coño en mi cara como Donaire.
Elegir entre pastilla roja y azul. Entre Morfeo y Neo,
entre seguir durmiendo u optar por la nueva vida.
Entre volver al aburrido tú y yo o seguir como nosotros.
El paso de peatones de la cebra metiéndose sus propias rayas o cruzar la calle por el piano de 'Big'. Correr tanto que dejemos la apatía en coma y hagamos que le salten los puntos a las Nike.
Con el amor destintando en el bolsillo del chándal
hasta que mi muñeca hizo escribir a mi mano.
Puliendo el diamante con su chorro de voz , sin presión,
recitando mis textos sobre el piano.
Sin hacer ni puto caso a lo que piano significa en lenguaje musical.
Escribiendo hacia el norte, la punta del bolígrafo como brújula y como palo para sacarla del reloj de arenas movedizas. Llenar el servilletero de la sidrería con poemas, las paredes de su calle con 21s y la bañera con Lambrusco. Acabar ciegos , tu leyéndome en Braille
y yo leyendote los cuatro labios con la lengua.
Llegarte con el dedo corazón al susodicho y con el dedo del OK dejarte K.O.

15.5.11

Contigo.

Palabra de honor, te lo quitaré a bocados. Prometido. Desde que me dijiste "Marry me" borracha. Desde la primera conversación en que la cagué porque notaste que te había estado espiando. Tu también a mí pero disimulaste mejor y solo yo puse las cartas sobre la mesa. Dejar a un as con cara de poker e iluminar la noche con un farol. Aprender a nadar y desaprender lo de no hacer nada un Sábado por la noche. Hacer un minuto de ruido con tus gemidos y tirar las cenizas de nuestra vida pasada en Marte. Amarte montados encima de la estrella fugaz y pedirte matrimonio escondiendo un anillo de Júpiter en el Lambrusco. Cenar en el platillo de una batería.  Poniendo el ritmo con mi boca en tu boca, o mi boca en tu coño y tu dando palmadas, pero no con las manos. Porque el numero de la bestia no es el 666 . es el 21 , el de la bestia en la cama y porque la Gioconda se reía asi porque nos veía a nosotros de reojo. Diario rojo de abordo de nuestra plancha de madera rumbo a Londres. Vivir en una cabina y después mudarnos al duplex, al autobús de dos pisos.Regalarle un globito a tu niña interior lleno de gas de la risa.  Ensuciarnos y limpiarnos con elegías. Estar "Cara a cara" como John y Nicholas. O como Nicholas a secas en "Living las Vegas". Living Oviedo. Living es beautiful. Contigo.

14.5.11

Temporal.

Esposado a las anillas negras de la libreta. Que sabréis vosotros sobre poesía solo porque las últimas palabras de vuestros versos suenen igual. Aspirantes a Bukowski con cinturones de marca en vez de marca de cinturones en la espalda por las palizas de su padre. Aspirantes a Kurt, sin Courtney, sin Love y sin huevos para el suicidio. Príncipes azules sin idea de amor escribiendo entre 3 dos poemas al mes y dando lecciones al chaval humilde de la última fila del bus con los nudillos rojos y los dedos amarillos.

"Mas poesía en su cama que en tu amanecer, en el humo del porro directamente de la boca de ella que en tu brisa de mar. Bolígrafos vacíos , uñas rotas y papeleras llenas. Surcos en el papel por rascar con el boli sin tinta , guiando el agua de los ojos y creando afluentes. Un 'Te quiero' sin tinta traspasando la libreta de la primera a la última página. Sin tinta, y él sin tonta, la luna hiena riéndose del pobre poeta sin rima. Atropellado por una ambulancia conducida por la musa. Ahorcado con una cuerda con un lacito al final colgado de la lampara de arañazos en su espalda. Ella yéndose por el camino de las baldosas amarillas con el vestido de flores que le regaló hace 3 meses."

*Última parada: Oviedo
El poeta se había quedado dormido en la última fila del bus.
Solo fue una pesadilla.
Baja del bus y ella está esperándole con la maleta en la estación y le pellizca para despertarle del todo.
Solo fue una pesadilla temporal. Solo eso.

11.5.11

Presente.

"Eres un desastre chaval", vaya novedades me cuentas, profesor. Última fila de clase , primera de fusilamiento. De los 6 a los 19. Only 19 but my mind is old, como dijo aquel. Ella es lo primero que me sale bien en la vida. En la puta vida. Que sigue siendo puta, pero ahora es escort.  Cambiando la ruleta rusa por Russian Red. Como cuando tiras un papel a la papelera y dices "si entra, me quiere" pero ahora con una papelera del tamaño de una piscina olímpica.
Dibujo a mano alzada: Yo dibujando con la lengua en sus pezones y ella con las manos alzadas. Ropa tendida de su sonrisa, mordiéndola para no molestar a los vecinos con los gemidos. Llamando a la puerta con ese órgano del tamaño de un puño que antes nos daba palizas. Con risas pero sin pausa. Con prisas pero con causa. Fin de año en París y verano en Llanes. Aprendiendo a ir paso a paso, a disfrutar el presente por primera vez. 11 de Mayo ahora y mañana ya pensaremos en el 12. Nuestro número al revés, nuestra vida al revés y lejos. Terremoto en Murcia por el efecto mariposa del escalofrío de una rubia en Oviedo. Con la muñeca dislocada de tanto echarme de menos , con nuestra camiseta puesta y Rodman defendiéndola.