2.12.11

Hola hijo:

Te escribo esta carta para saber cómo estás, ya que después de nueve meses juntos te has ido; me habían dicho que nos separaríamos, pero no me avisaron de que te irías tan lejos, te escapaste antes de que nadie de este mundo pudiera encontrarte, no te culpo, no es tan buen sitio para vivir, fuiste rápido huyendo, quizá es lo que deberíamos haber hecho todos, pero me hubiera gustado haber disfrutado de ti un rato entre mis brazos o abrazándote, dormido o despierto, llorando o callado. Si tú supieras lo que nos costó a tu padre y a mí ponernos de acuerdo para decidir tu nombre y te vas sin haberlo usado ni un solo día, sin haber podido reñirte o todo lo contrario usándolo hasta desgastártelo. Ahora mismo hay demasiado silencio en esta casa, si todo hubiese ido como yo pensaba, tú la estarías iluminando con tu ruido sin dejarnos dormir, aunque eso no cambia y tú sigues siendo el motivo, no podemos dormir por el silencio que nos dejaste y el reloj de mi muñeca quedó traumatizado, marcado, marcando la hora en la que viniste y te fuiste porque como buen hijo de escritores fuiste oximoron, al nacer muriendo. Echo de menos todo lo que no pasará, yo te quería llamar Rocamadour y sentirme Maga, cometer todos los errores que los padres cometen, sobreprotegerte, cantarte nanas inventadas moviendo la misma cuna que ahora muevo vacía, escribir historias realistas sobre cómo jugamos juntos que ahora tendrán que ser ficción y las páginas pasarán más fácilmente por tener el dedo mojado en lágrimas. Me despido mi amor, pórtate bien allí, donde quiera que estés, si las cosas siguen asi  puede que pronto vaya a verte, si no he ido ya es por no dejar solo a tu padre, que ahora en el salón intenta dormir disimulando la tristeza y leyendo a Hemingway:

“For sale: baby shoes, never worn”

Mamá

10 comentarios:

  1. Qué triste es una pérdida. Cuánto duele :(

    ResponderEliminar
  2. Es muy muy triste, pero las emociones tan fuertes no dejan de ser bellas.

    ResponderEliminar
  3. Me jodería la vida lo que yo escribo acabase así. Literalmente.
    De todos modos, y pese a saber que sabes (valga la redundancia) que no me "gustan" las historias tan tristes, esta me ha dejado los pelos de punta.
    Me encanta(s).

    ResponderEliminar
  4. Con la piel de gallina después de leerlo 3 veces.

    ResponderEliminar
  5. Esta muy lindo tu blog :D te sigo
    pasate por el mio http://laperfeccionnoestodo.blogspot.com/ cuidate besos :K

    ResponderEliminar
  6. eres realmente increible... no hace mucho que te sigo pero desde luego siempre me dejas alucinando... esta ultima entrada que has escrito es simplemente brillante, en mi casa pasó eso que relatas y... uff... me has dejado sin palabras, por eso te escribo todo esto =)
    Gracias por tu escritura, sigue asi!! ;)

    ResponderEliminar
  7. esta entrada es como una puñalada que se clava lentamente y no deja de sangrar. y me ha recordado (si me permites el autobombo) una versión desde el otro lado:
    http://hiliaescribe.blogspot.com/2011/07/una-carta.html

    saludos.

    ResponderEliminar