14.2.12

14F.

No quiero regalos. Me inventaré una alergia al chocolate, las flores y la gente arrodillada si es necesario, no quiero cajitas, arroz cayéndonos encima ni historias de naranjas mal cortadas y almas buscando al que murió durante el parto para encontrarle y convertirle en siamés. No quiero cepillos rosas en mi baño, ni violines, ni París ni Venecia, ni conocer tu ciudad ni a tus padres, no creo en castillos ni en princesas que necesiten besos para despertar, no quiero blandeces, no te adaptes a mí ni te erosiones con los choques, ni te enfades por la distancia de seguridad que querré de vez en cuando. Qué nuestras manos no encajen, qué mi hombro no te sea cómodo, qué odies cómo bailo, qué odies cómo escribo, qué te rías de cómo hago todo. No quiero saber el nombre de tus futuros hijos, ni que lleven mis apellidos y su padre lleve mi nombre. No quiero exclusividades, quiero alquiler con opción a compra nunca llevada a cabo, no quiero escribirte solo a ti, no quiero amores con complejo de jaula con los posesivos y el verbo tener como barrotes. No quiero obviedades, ni golpes de estado de ánimo algún 14F, quiero que vistas de rojo y negro todos los días del año menos hoy, que entiendas que nuestra relación si algún día es, será a tres, que no pienso abandonar a Soledad por ti, ni bailar Joy Division agarrados, ni acordarme de ti escuchando algún grupo romántico de los ochenta. Pero que tengas claro que si hay algo que quiero es a ti y a este puto miedo a tu potencial de cambiar todo lo antes dicho.


21 comentarios:

  1. Este dia es totalmente indiferente en mi vida, y tú le has peusto algo bueno, otra perspectiva, la de un dia cualquiera de querer a secas.
    Como de costumbre, me encanta

    ResponderEliminar
  2. el amor siempre lo cambia todo... a cada rato, muchas veces =)

    Excelente! =)

    ResponderEliminar
  3. Es...mmm...es....Wuauh.Es Wuauh.Escribes Wuauh.

    ResponderEliminar
  4. Negaré haber dicho esto, pero JO-DER.

    Con tu permiso.

    ResponderEliminar
  5. He llegado hasta aquí por recomendación. Después de lo que acabo se leer, no pienso marcharme.

    Sencillamente perfecto.

    ResponderEliminar
  6. Grande carta de amor.
    Casi me recuerda a lo que una vez me cantó Sabina...

    Yo no quiero un amor civilizado,
    con recibos y escena del sofá...
    yo no quiero que viajes al pasado,
    y vuelvas del mercado con ganas de llorar...
    yo no quiero vecinas con pucheros,
    yo no quiero sembrar ni compartir,
    yo no quiero catorce de febrero,
    ni cumpleaños feliz...

    Yo no quiero cargar con tus maletas,
    yo no quiero que elijas mi champú,
    yo no quiero cortarme la coleta,
    mudarme de planeta, brindar a tu salud...
    yo no quiero domingos por la tarde,
    yo no quiero columpio en el jardín...
    lo que yo quiero, corazón cobarde,
    es que mueras por mi...
    Y morirme contigo si te matas,
    y matarme contigo si te mueres,
    por que el amor, cuando no muere mata,
    porque amores que matan, nunca mueren...

    Yo no quiero juntar para mañana,
    nunca supe llegar a fin de mes,
    yo no quiero comerme una manzana,
    dos veces por semana, sin ganas de comer...
    yo no quiero calor de invernadero,
    yo no quiero besar tu cicatriz,
    yo no quiero Paris con aguaceros,
    ni te quiero sin ti...

    No me esperes a las doce en el juntado,
    no me digas volvamos a empezar,
    yo no quiero ni libre ni ocupado,
    ni carne ni pepado,
    ni orgullo ni piedad,
    yo no quiero saber porque lo hiciste,
    yo no quiero contigo ni sin ti...
    lo que yo quiero, muchacha de ojos tristes,
    es que mueras por mi...
    Y morirme contigo si te matas,
    y matarme contigo si te mueres,
    por que el amor, cuando no muere mata,
    porque amores que matan, nunca mueren...

    Y morirme contigo si te matas,
    y matarme contigo si te mueres,
    por que el amor, cuando no muere mata,
    porque amores que matan, nunca mueren...
    ... porque amores que matan nunca mueren...
    ...y morirme contigo si te matas..

    ResponderEliminar
  7. Eso sucede. Ante tanta negación terminas aceptando que lo que quieres está enfrente de tus miedos y solo bastaría con alargar el brazo para atraerlo.

    ¡Excelente! ¡Magnífico!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Dale las gracias a L., porque muchos de los que hoy te leemos es por su recomendación.

    Y por supuesto, en la inmensa mayoría de veces está en lo cierto.

    También me gustaron mucho tus palabras; ¿por qué dejar a S., si se puede convivir (no todo el mundo) con dos fuerzas a la vez.

    un saludo

    ResponderEliminar
  9. Has de prodigarte más. El mundo está falto de buen hacer y de eso que los humanos llaman belleza. Me lo permitas o no, si tu nivel sigue así, seguiré promocionándote.

    Eh, son diez mil ;)

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  10. Y doy fe de que te está promocionando...jajaja
    Salud

    ResponderEliminar
  11. Me encanta esa lírica de esa canción,ya habia oído de esta,será por ser tan especial,es muy realísta,el amor va bién enganchadíto con el ódio,como una de esas golosínas empalagosas,esas que no puedes desenganchar ni con la lengua.Me encanta este blog,es uno de los que más me gustan,no se,será la nitidéz de tus palabras y textos,los temas que tocas,lo realistas que són.Un poco de sal y un poco de udo.

    ResponderEliminar